Las autolesiones distraería la atención de las personas del dolor emocional y permitiría mostrar a la familia y a los amigos que se está teniendo problemas emocionales, pero aún no se sabe porqué a aumentado la cantidad de gente que lo hace.

Artículo de Terra Chile, por Santiago el 20 de Mayo de 2008

Hay un personaje de la teleserie nocturna de TVN ¿Dónde está Elisa? que suele cortarse las piernas. Esta realidad que pareciera no ser muy común ni masiva, lamentablemente está presente más de lo que quisiéramos, como lo refleja .

La cantidad de personas que se lesionan a sí mismas deliberadamente, a menudo con “cortes”, sería cada vez mayor, aunque se desconocen los motivos de esas conductas.

Estudios previos habían sugerido que entre el 1 y el 4 por ciento de los adultos se lesionaría deliberadamente sin intentar suicidarse, generalmente con cortes en la piel con un cuchillo o una hoja de afeitar.

Pero hasta el 23 por ciento de los adolescentes admite haber intentado autolesionarse, lo que sugiere que el problema es cada vez más frecuente o que los adultos no quieren admitir esa conducta actual o anterior.

Según el doctor Metthew K. Nock, del Departamento de Psicología de la Universidad de Harvard, se desconoce exactamente por qué la gente se produce esas lesiones no suicidas y por qué el problema parecería estar aumentando.

Estudios recientes proporcionarían algunas explicaciones posibles, indica Nock en la revista Current Directions in Psychological Science.

Las autolesiones, escribió el experto, apuntarían a regular sentimientos y pensamientos: cortarse, por ejemplo, distraería la atención de las personas del dolor emocional. Les permitiría también mostrarles a la familia y a los amigos que esas personas están teniendo problemas emocionales.

En esos casos, quienes se autolesionan ignorarían cómo abordar esos temas o habrían intentado hacerlo, pero sin éxito.

Existen varias teorías que explican por qué hay personas que eligen autolesionarse, en lugar de alcoholizarse o drogarse.

Una, explicó Nock, propone que muchas de esas personas sienten el impulso de castigarse, quizás porque sufrieron un abuso o la crítica reiterada de terceros. En esa línea, señaló Nock, las víctimas del abuso infantil tendrían alto riesgo de autolesionarse.

Existen evidencias también de que las personas que se producen cortes en la piel tienen una tolerancia al dolor superior al umbral promedio.

Eso estaría asociado con la liberación de endorfinas analgésicas durante las autolesiones reiteradas, aunque Nock asegura que aún se necesitan más estudios sobre esa teoría.

Algunos, en especial los adolescentes, se autolesionarían porque lo oyeron en reuniones de amigos o en los medios, comentó Nock. Y eso, agregó, explicaría el “aumento aparente” de las autolesiones cortantes en la última década.

Además, en la práctica, cortarse es bastante sencillo para los adolescentes que no accederían fácilmente a las drogas o al alcohol.

Para Nock, aún queda mucho por aprender sobre las autolesiones; lo más importante es saber cómo prevenirlas y tratarlas.

En este momento, no existen tratamientos específicos basados en evidencias. El autor concluyó que los últimos resultados disponibles en el área de la psicología ofrecerían la forma más efectiva para desarrollarlos.

FUENTE: www.terra.cl

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

Pin It on Pinterest