Denuncian crueles castigos a niñas

ACLU investiga reclamos en centro de rehabilitación

Por Limarys Suárez Torres a 30 Julio de 2011 / lsuarez1@elnuevodia.com

Las revelaciones surgieron de testimonios de menores internadas en el Centro de Detención y Tratamiento Social de Niñas en Ponce, Puerto Rico.(Especial El Nuevo Día / Jesús Ramírez)

 

Una investigación que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) realiza en el Centro de Detención y Tratamiento Social de Niñas en Ponce detectó preliminarmente serias irregularidades en los procedimientos disciplinarios que se aplican a las menores.

Los hallazgos de la pesquisa incluyen aumentos arbitrarios en las sentencias a las menores que atentan contra su vida y severos castigos con confinamiento solitario, reveló Michael A. Areizaga Ortega, abogado asociado del capítulo de la ACLU en Puerto Rico.

Areizaga Ortega denunció que la investigación está prácticamente detenida por un alegado tranque con el Departamento de Corrección. Esto llevó a la ACLU a someter el jueves pasado un recurso judicial en el Tribunal de San Juan para reclamar al Departamento y a la Administración de Instituciones Juveniles (AIJ) que les entregue toda la información pública relacionada con las condiciones de reclusión en el centro ponceño.

“Entrevistamos cerca de 14 niñas, así como a varios funcionarios de la institución y hubo varios hallazgos. Entre ellos el más que nos preocupó y más alarmante fue la extensión de sentencias por seis meses contra niñas que intentaron suicidarse o se autoagredían. Sucedían dos cosas: se le extendía la sentencia sin pasar por un juez y se le castigaba en confinamiento solitario en unas condiciones pobres con una bata de papel y con bajas temperaturas”, detalló Areizaga Ortega.

El abogado indicó que desde el 11 de abril los representantes de la organización de derechos civiles en Puerto Rico han intentado lograr acceso a los documentos, pero no han tenido éxito.

“Queremos saber cómo se toma la determinación de extender el periodo de detención, quién toma esa determinación y el procedimiento que se utiliza. Además, queremos saber qué respuesta médica de psicólogos y especialistas se les da a las niñas que están en condiciones psiquiátricas y que están siendo penalizadas en vez de ser atendidas por personal médico”, señaló.

Areizaga Ortega destacó que a la ACLU le preocupa que se les esté violando a las menores el derecho al debido proceso de ley.

En la demanda, la ACLU sostiene que Corrección y la AIJ le han impedido vigilar y defender los derechos de las jóvenes detenidas en el centro.

Rechazan violaciones

Sin embargo, Sheila Padín, portavoz de Corrección, informó que la representación legal de Instituciones Juveniles no ha sido notificada de la demanda.

“Nosotros estamos en cumplimiento de todo, y no hay ninguna violación a los derechos civiles. En estos momentos, la AIJ se encuentra en un pleito legal en el Tribunal Federal, donde tiene asignado un monitor que atiende todos los reclamos en la agencia y verifica que todo esté en cumplimiento, incluyendo que no existan delitos ni violaciones a los derechos civiles”, puntualizó Padín.

Para el criminólogo y coordinador del Observatorio Correccional Dra. Trina Rivera de Ríos que ubica en la Comisión de Derechos Civiles, Víctor García Toro, las revelaciones de la ACLU son muy preocupantes por las consecuencias emocionales que pudieran tener en las menores.

“Eso es una práctica incorrecta, una vez que la autoagresión es manifestación de problemas mayores, que pueden tener su origen a nivel psicológico, psiquiátrico o social. Muchas personas en instituciones penales acuden a esta práctica como una forma de expresar su reacción al impacto que tiene en su vida el estar internado. Es sumamente preocupante estas denuncias y comparto en principio las acciones que está tomando la ACLU”, indicó García Toro.

El centro atiende a niñas transgresoras entre los 10 y 18 años de edad.

FUENTE: elnuevodia.com Noticias de Puerto Rico

Ultima actualizacion: 5 Diciembre, 2011 a las 19:57