Suplemento dominical del 31/07/2011 por el diario ElPaís, Montevideo, Uruguay

Desde la OUD señalan que, más allá de la preocupación por los volúmenes de ingesta de alcohol, los demás indicadores de consumo de drogas están estancados o retrocediendo entre la población joven. Sin embargo, no todos tienen una opinión tan optimista.

Una de ellas es la de Ismael Piñero, director de Ser Libre, una ONG dedicada al tratamiento de las adicciones. “No hay estancamiento ninguno; al contrario, hay incremento. Yo creo que hay un aumento en el consumo de todo, menos del tabaco. Eso es lo que se percibe, también acá vemos gente más joven en tratamiento”, señala.

El promedio de los que asisten a esta ONG, abierta desde 2003, está entre los 20 y los 25 años. Piñero dice que cuando comenzaron a trabajar la media de edad era mayor. En Narcóticos Anónimos también han notado que a sus grupos asiste gente cada vez más joven.

Piñero fustiga lo que llama la “naturalización” en la sociedad del consumo del alcohol y -también- de la marihuana.

Llegado el caso, ¿el joven pide ayuda? Para Piñero, la respuesta es sí y no. “Les cuesta mucho. Primero viene la familia, o vienen ellos luego de una intervención familiar. Ellos pueden acercarse por su cuenta tras un `susto`: haber perdido un laburo, una novia, haberse mandado una macana y tener la cana arriba… pero luego el susto se pasa”.

Las cifras

4 % De los estudiantes de enseñanza media afirmaron haber probado cocaína. El 0,75% aún consume.
18 % De los estudiantes liceales probó tranquilizantes. Solo dos de tres lo hicieron tras consultar un médico.
64 % Estudiantes de 15 años que han probado alcohol durante los últimos 30 días (consumidor actual).

¿Llegó a su “techo”?

Techo. “Uno cree que el consumo de alcohol entre los adolescentes llegó a su techo”, señala el sociólogo Héctor Suárez, responsable del OUD, sobre los resultados de la IV Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas en Estudiantes de Enseñanza Media.
CONSUMO. Experimental (alguna vez en su vida): 81,5%; Reciente (en los últimos doce meses): 70,2%; actual (en los últimos 30 días): 52,7%.
MAS FUERTE. Uno de los elementos que preocupó al OUD fue que los jóvenes están probando cada vez más con bebidas de mayor graduación alcohólica. Entre los consumidores “actuales”, el 90,7% dijo tomar cerveza y el 63,4% aseguró haber probado bebidas destiladas (whisky, vodka, ron, tequila). Estas últimas superaron al vino, señalado por el 45%. Además, el 6% dijo tomar “todos los días”, un 37% “varias veces a la semana” y un 63% “solo el fin de semana”.
DIFERENCIAS. El consumo de alcohol no presenta grandes diferencias entre sexos o entre Montevideo e Interior. Hay un pequeño margen de presencia entre los establecimientos privados por encima de los públicos. Los casos de abusos, en cambio, sí son notoriamente más masculinos.

Un muerto cada dos días por el tránsito

Hombres y jóvenes. Así resume la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) las principales características de las víctimas fatales del tránsito en Uruguay. Hay quienes se basan en una franja etaria que llega hasta los 30 años, otros la estiran hasta los 35. Lo cierto es que los accidentes vehiculares son reconocidos como la principal causa de muerte juvenil en este país.

Según el resumen 2010 de la Unasev, el 53,1% de las víctimas fatales de ese año (de un total de 556) eran menores a 40 años. Hilando más fino, aproximadamente un tercio tenía entre 15 y 29 años.

En números reales, en 2010, cada dos días murió a causa de un accidente de tránsito un joven de entre 10 y 29 años.

Esta semana, el Observatorio de Criminalidad y Violencia del Ministerio del Interior reveló su estadística respecto al primer semestre de 2011. El número de accidentes de tránsito bajó un 2,7% respecto al mismo período de 2010. Sin embargo, los siniestros fatales tuvieron una suba del 15,3%.

Prestar atención a las señales de alerta

“Personalmente, me preocupa cómo aumentan año a año las muertes por suicidio” juvenil, señala la psiquiatra Eva Migues, directora de la División Salud del INAU.

Según datos del MSP, 529 uruguayos de entre 10 y 29 años se autoeliminaron en el período 2004-2009. En 2007, por ejemplo, el 18% de las muertes en jóvenes de 15 a 18 años, y el 20% de aquellas de 20 a 24, fueron por suicidio.

Sobre todo para las familias con hijos en edad escolar o liceal, el MSP detalló una serie de señales a tener en cuenta para evitar el peor desenlace. Entre los indicios no verbales hay que poner especial atención a los siguientes: automutilaciones, bajar el rendimiento escolar o liceal, regalar cosas propias y significativas sin motivo aparente, abandono de actividades que antes disfrutaba, aislamiento y dejadez personal.

Por supuesto, también hay que prestar atención a los indicios verbales. Es un mito aquello de “el que dice que se va a matar no lo hace”.

 

FUENTE: Diario ElPaís.com.uy, Montevideo, Uruguay.

_________________________________________________
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • Myspace
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList
Ultima actualizacion: 6 abril, 2012 a las 14:11