El 54 por ciento de las agresiones denunciadas ante la Oficina de Violencia Doméstica, que depende de la Corte Suprema de Justicia, presentan un nivel de riesgo “alto” o “altísimo” para la integridad física de la víctima. Así lo informó el propio organismo, a partir de un  relevamiento realizado el mes pasado donde se contabilizó el ingreso de 593  casos.

Según el análisis hecho por los profesionales que trabajan en  la Oficina de Violencia Doméstica (Buenos Aires), en más de la mitad de las  denuncias existe “inminente peligro para la integridad psicofísica de  las personas”.

Esta consideración de “alto riesgo” responde al acceso a armas  por parte del victimario, lesiones o autoagresiones en el caso de  la víctima, intervenciones judiciales previas sin acatamiento por  parte del agresor, violencia indiscriminada respecto del lugar y  la presencia de terceros o abuso de drogas y/o alcohol.

También el relevamiento consideró que en la mayoría de los  casos denunciados aparecen distintos tipos de violencia en forma  simultánea, la necesidad de huir de la vivienda por razones de  seguridad en el caso de la víctima, la permanencia de niños al cuidado  exclusivo del agresor, enfermedad de la afectada o estado de  embarazo, la existencia de violencia sexual, conductas celotípicas  posesivas, hechos anteriores de alto riesgo, naturalización y adaptación  por parte de la víctima respecto de la violencia.

Se consideran indicadores de riesgo, además, a las situaciones  de control, acoso y amedrentamiento constante; dependencia  económica respecto del agresor, falta de red social de sostén y de  recursos propios por parte de la persona afectada (aislamiento social),  historia de malos tratos en la infancia u otros vínculos  violentos, maltrato hacia los menores implicados, antecedentes penales del  agresor.

La Oficina de Violencia Doméstica también advirtió sobre  situaciones de amenazas respecto de hacer la denuncia y represalias una  vez efectuada, intentos frustrados de poner fin a la relación,  situaciones de encierro y de obstaculización de llevar a cabo  actividades de la vida cotidiana, amenazas por parte del agresor  respecto de dañar a los niños o de alejarlos de la madre.

La Ofinica de Violencia Doméstica está ubicada en Lavalle 1250 de la ciudad de Buenos Aires y atiende todo el año, durante las 24 horas.

FUENTE: diariohoy.net (Argentina) a 22-08-2011

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest