La automutilación llamada también autolesión, autoagresión y autoabuso son formas de daño realizados por uno mismo en el cuerpo sin la intención de suicidarse. Es un acto compulsivo que puede llevarse a cabo para liberar un dolor emocional, enojo, ansiedad, sentimientos de rabia, ira, tristeza, soledad y rencor.

Es una forma no verbal de comunicación donde los sentimientos se transmiten visualmente a través del cuerpo. También se dice que la automutilación se utiliza para sentir poder sobre si mismo o bien para sentir control de algo en su vida

Los adolescentes, en su mayoría las mujeres, se autoagreden debido a que no les enseñaron a manejar sus emociones o bien les invalidaron la expresión de las mismas.

La única forma que encuentran de botar sus emociones es por medio de la autodestrucción, debido a que el hacerse daño les causa un alivio emocional.

La automutilación puede darse de varias maneras:

  • š Cortarse la piel con objetos filosos (lo más común)
  • š Quemarse la piel
  • š Autogolpearse
  • š Picarse con agujas
  • š Golpearse la cabeza
  • š Morderse la mano el dedo o el brazo
  • š Jalarse y arrancarse la piel o el cabello
  • š Arañarse
  • š Hacerse agujeros o tatuarse ellos mismos.

Los adolescentes que se automutilan tratan de mantener esto oculto, por lo que usan ropa que cubra su cuerpo o la parte lastimada, aunque no sea la apropiada para el clima.

Los jóvenes que se automutilan presentan ciertas características:

  • š Baja autoestima
  • š Niveles altos de tensión
  • š Depresión
  • š Poco control de impulsos
  • š Culpa y vergüenza por la conducta dañina
  • š Aumento de la agresión
  • š Sensibilidad al rechazo
  • š Niveles altos irritabilidad
  • š Enojo crónico

Es probable que éstas personas hayan sufrido algún tipo de abuso sexual, físico o emocional durante la niñez, violencia en el hogar, estrés post traumático.

De esta forma se recomienda:

  • š Admitir que se esta provocando un daño.
  • š Identificar sus sentimientos y expresarlos en lugar de actuar en consecuencia.
  • š Hablar del problema con sus padres.
  • š Pedir ayuda profesional.
  • š Aprender a amar su cuerpo.
  • š Aprender a distraerse de los sentimientos de autoagresión como: escribir en un diario, dibujar, hacer ejercicio, entre otros.

FUENTE: Centro de Orientación Universitaria por Licda. Ana Gladys Sánchez

Ultima actualizacion: 27 Julio, 2016 a las 17:38