Hola a todos/as.

Vereis,visito esta página desde mayo del año pasado,quiere decir,hace aproximadamente un año.

Yo me autolesionaba. Estaba perdida en el mundo, y la unica salida que tenia para encontrarme era la autolesión. Al principio sentia remordimientos al hacerlo,pero poco a poco se iban llendo ya que los sustituia el sentimiento de alivio al sentir que gracias a unos cortes los malos sentimientos que me carcomian desaparecian momentareamente.

Que deciros,parecia aquello el paraiso, y más o menos lo era, era el infierno disfrazado de paraiso.

El año pasado,antes de las fallas,hicieron un test en mi instituto,era de Anorexia,yo siempre he tenido un punto de vista hacia mi que no era normal,pero para mi si lo era,yo veia normal verme gorda,no poder mirarme al espejo,y de hecho en el más extremo de los casos : vomitar.

Pero gracias o por desgracia en este test decidieron sacar a luz mis nombre y apellidos ya que me estaba ocurriendo una de las desgracias que harian que se colmase mi “vaso” de los problemas,y tener que autolesionarme como nunca lo habia hecho. Este problema era algo que algunas veces habia sospechado pero que rápidamente habia sacado de mi mente… : La anorexia.

Tuvieron que llamar a mis padres,y hubo una reunión con el sicológo del instituto,mi tutora y mi madre. En dicha reunión le dijeron a mi madre que sufria de anorexia nerviosa,pero que no estaba demasiado desarrollado,que si conseguian pararmelo ahora,que estaba a tiempo,no tendríaporque desenvocar en la anorexia,solamente tenia los sintomas.

Debo decir que durante esos tres dias en el isntituto todo fué horrible,la profesora,que se llamaba Lourdes,la cual a la vez era mi tutora,no me apreciaba en lo más minimo,y a causa de su falta de aprecio yo recibí falta de comprension,ayuda y cariño. La tutora hacia como si no hubiese ocurrido nada,me miraba con desprecio,en ningun momento me dijo”tranquila,yo te comprendo”,no escuché que me dijera que estaria a mi lado para ayudarme,que me comprendia,que no me preocupase de nada.. Simplemente,no me dijo nada. Eso es algo por la cual a dia de hoy detesto a esa persona. Luego,me llené de coraje y perdida en el mundo como me hayaba conseguí contarle mis problemas a una compañera de clase que tenia algo en común conmigo : Anorexia. Está persona,que la llamaremos Ana,ya que no me parece adecuado desvelar su identidad,me dijo que se lo contase todo al orientador sicologo del instituto,ya que ella se lo habia contado todo a este. Yo en un arranque de confianza y al ver que por fin habia una tabla de madera a la que sujetarme en el mar bravo que me encontraba,decidi ir a él y contarle también lo de la autolesión. Fueron muchas lágrimas por mi parte,por su parte lo unico que hizo fue asentir vagamente con la cabeza cada unos minutos,no hizo nada más. Parecia ser que se asemajaba a mi tutora Lourdes.

Ahora os voy a hacer un breve resumen de lo que paso : Estuve durante un par de meses autolesionandome dia sí y día también,me veia mas gorda que nunca,además,mi tio,que era la unica persona que queria de verdad y admiraba,habia entrado en el sucio mundo de las drogas.

Sinceramente,yo llegué a pensar que habria cierto día que se me fuera la mano con las cuchillas y acabasen dirijiendose hacia mis venas,en mi mente la palabra más constante era “SUICIDIO.” pero aun asi me faltaba coraje,tenia la esperanza de pensar que a alguien le tendria que importar.

Dios sabe de donde saque fuerzas,porque yo no lo sé,pero consegui salir a delante,poco a poco,o rápidamente,no recuerdo bien como,lo unico que sé es que conseguí dejar de sufrir anorexia nerviosa y de autolesionarme.

Hasta aquí,a día de hoy,puedo admitir que no me siento orgullosa de mi manera de afrontar los problemas,ni mi manera de verme a mi misma,pero si hay algo de lo que me siento orgullosa es de haber conseguido dejarlo cuando peor estaba.

Aqui os he contado mis encuentros cercanos que he tenido con la muerte,pero no todo finaliza aqui,ya que parece ser,que mala hierba nunca muere.

Ya que he escrito una entrada muy larga reservo contar la otra parte de la historia otro dia.

Espero que este relato os ayude a ver que incluso cuando estas en tus peores momentos y cuando crees que no hay salida puedes tener fuerza de voluntad y conseguir sacar a delante tu vida.

Por último os dejo un consejo a los allegados a los que sufren de autolesión,no ignoreis esta enfermedad,intentar ayudar lo maximo posible,a veces con un simple “aqui me tendrás para todo.” puede ayudar a evitar algunos cortes,no mostreis indiferencia,dar todo el amor posible a estas persona que en vez de tener autoestima tenemos,como a mi me gusta decirlo, bajaestima.

Nada más que decir. Un beso a todos,gracias por tomaros el tiempo de leer esto.

Alba Irún.

FUENTE: ASeFo, autolesion.com

Ultima actualizacion: 5 Abril, 2013 a las 19:18