Había una vez un corazón dulce y callado, por fuera era muy tierno y sensible pensaba que si se demostraba amable con todos los de su alrededor, ellos la apreciarían y serian amigos de verdad incondicionales pero aquel corazón estaba ciego inmerso en su dolor que llevaba a cuestas y el cual había emprendido muchas batallas de las cuales había tenido muchas caídas, pero de cada golpe que sufría aquel gran corazón con gran fuerza lograba levantarse otra vez  y seguir adelante en el camino a pesar de que estaba cansado de tantas batallas no se rindió jamás por que había aprendido que cada golpe, cada batalla vencida dejaba una lección de vida en donde cada instante se daba cuenta de muchas cosas que tenia que renovar en su esencia, en su ser.corazon

Hasta que un día ya no aguantaba mas aquel dolor que llevaba acuestas decidió que era hora de quitárselo de encima pero no sabia como aquel pobre corazón busco respuestas en todos lados busco aquí busco allá y no la encontró, hasta que este gran corazón clamo al cielo pidiendo respuestas pero tampoco las encontró aquel corazón estaba tan embriagado en su dolor tan ensimismado que no se daba cuenta de las puertas de esperanza que dios había abierto en el camino de ese gran corazoncito, que pensaba que Dios no le hacia caso, aquel corazón era muy terco y testarudo por que siempre vivía amargado  y quejándose de todo lo de lo que le había pasado en el ayer. Aquel corazoncito no sabia como dejar ir el pasado a pesar de que sus amigos le decían que dejara ir eso y qué empezara a ser feliz pero ese corazón seguía de terco y necio enfrascada en su dolor por que no sabia como luchar con tanto dolor a vez por eso ese pobre corazón vivía encerrado en una burbuja de cristal de la cual no hallaba salida.

Un día caminando por el bosque se topo con un lago hermoso y un riachuelo. Eran cristalinos y sus melodiosas armonía volaban por el aire tocado una hermosa canción, a aquel gran corazoncito le gusto mucho ese lugar y se acerco al lago para contemplar su belleza, pero al instante en donde quiso contemplar la majestuosidad de aquel gran lago miro su reflejo en el agua. Aquel corazón quedo impactando con lo que miro, estaba su reflejo en el agua dispers. Alli se mostraba una imagen de un gran corazon que a pesar de que estama un poquito demacrado por tantas luchas que habia enprendido detras de ese dizfras habia una esperanza, la semilla de seguir adelante y no rendirse jamas. Entonces ese gran corazon reflexiono sobre aquello que vio reflejado en el agua y se dijo “soy yo”.

Escucho una voz suave que provenía de las aguas. Aquel corazón temeroso miro por aquí por allá, pero no vio a nadie en su alrededor cuando de pronto volvió a escuchar la misma voz que le decía “si este eres tu”. El corazoncito aturdido miro a su alrededor otra vez hasta que observo su reflejo en el agua. El se dijo asi mismo “creo que ya enloqueci escucho voces y no veo a nadie”, entonces aquella voz le dijo “claro que no enloqueciste, soy tu” le respondió aquel reflejo que estaba en el agua. El corazón quedo perplejo al escuchar esto, no podía creer que su propio reflejo le estuviera hablando.

Aquella voz le dijo: No tengas miedo soy tu esencia, la que alguna vez dejaste olvidada por allí en un rincón oscuro y frio lleno de sombras y muchísimo dolor, pero que a pesar de ello siempre he estado contigo. Tanto en las tormentas como en los días soleados de tu vida. Lo que pasa es que estas tan ensimismado en ti que ya te olvidaste de mi, ya no te preocupas por mi.

 FUENTE: ASeFo, autolesion.com

 

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest