barriga-cicatriz-autolesionNo comen, se provocan los vómitos y a veces se autolesionan. Algunos afectados por anorexia, aparte de dañar su cuerpo con las restricciones alimentarias, también lo hacen con el automaltrato físico. Sobre todo, «cortes en las piernas y los brazos. En ocasiones llegan a morderse y se golpean la cabeza contra la pared», explica Esther Pérez Sánchez, del Colegio de Psicólogos de Andalucía. Es lo que ahora se conoce como sadorexia, «una conducta que aunque no es frecuente, se ve más que antes».

Su objetivo es provocarse dolor para así evitar las ganas de comer. A través del castigo físico, quienes sufren este trastorno buscan acabar con la ansiedad que les genera la comida. «Centran su atención en el corte y la sangre, y de esta manera esquivan el pensamiento obsesivo de comer», argumenta la psicóloga. Siempre «intentan ocultar las señales». Por eso conviene estar alerta.

La Asociación contra la Anorexia y la Bulimia (Acab), que trabaja con centros educativos para prevenir estos trastornos, ha detectado varios casos de adolescentes en seis institutos catalanes, dos más que en el curso pasado, según informa Europa Press. Al parecer, en una misma clase se han registrado hasta ocho chicas que se habían realizado cortes en las piernas y los brazos para no engordar. A través de las redes sociales, señala la directora de la asociación, Marta Voltas, se expanden mensajes que recomiendan hacerse heridas en las piernas para paliar el hambre, «una práctica frecuente que era aislada hace 15 años». Como expone Voltas, «es fácil que conductas de riesgo en adolescentes se expliquen y que otras chicas lo quieran probar si existe mucha preocupación por el cuerpo». Las redes sociales «son de lo más peligroso que hay en los trastornos alimentarios», puntualiza la psicóloga. «Difunden todo tipo de mensajes y consejos para adelgazar y, teniendo en cuenta que para las personas con anorexia o con bulimia su principal objetivo es perder peso, dichas recomendaciones resultan rápidamente contagiosas».

Intentar prevenir estas situaciones, recalcan los expertos, pasa por trabajar «la autoestima desde que nuestros hijos son pequeños», explica la psicóloga. Además, «hay que fomentar la comunicación efectiva entre padres e hijos. Que los menores puedan expresar sus emociones y los problemas que tienen».

Una clave para la directora de Acab es realizar una comida completa al día con los padres: «Previene en un 33% la aparición de un trastorno de conducta». Según esta experta, la jornada intensiva en los institutos podría favorecer las conductas de riesgo. «Hay muchos chicos y chicas que comen solos en casa y no están acompañados como en el comedor escolar».

Conviene, además, que los adolescentes entiendan la evolución del cuerpo en la adolescencia y sepan ser críticos ante los mensajes publicitarios. «Les ayuda mucho tener ejemplos de estilos de vida y hábitos alimentarios saludables», concluye Pérez Sánchez.

FUENTE: ElMundo.es (Madrid, España) el 17/05/2015

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest