“Lo hago para castigarme, pero luego es todavía peor lo que siento”

Según los expertos, los jóvenes creen que pueden solucionar sus problemas emocionales a través del dolor que se inflingen. La Fundación Anar alerta del “efecto llamada” de algunas webs.

Se triplican los casos de menores españoles que se autolesionan. Lo hacen a través de cortes, incisiones o quemaduras y, con ello, intentan camuflar un dolor emocional.

“Por lo menos momentáneamente, no estoy sintiendo las emociones como la frustración, la ira…“, explica Diana Díaz, psicóloga de la Fundación Anar en relación a los sentimientos de estos jóvenes.

“Me cuesta mucho llorar. Me cortaba el brazo porque pensé que por ahí salían las lágrimas”, es el testimonio de una joven de 14 años. Otra, de la misma edad, explica que se siente “marginada”. “Lo hago para castigarme, pero luego es todavía peor lo que siento”, añade.

Esta fundación atiende más de mil llamadas diarias de jóvenes con problemas para los cuales, el papel de las familias es clave, ya que, “si no se ve desde el entorno familiar cercano, puede pasar a una mayor gravedad”, asegura Díaz. La prevención es la mejor respuesta a situaciones de las que, con ayuda de expertos y familia, los jóvenes consiguen salir.

sexta-titular-adolescentes

FUENTE: LaSexta TV, España

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest