Autolesionarse es un factor de riesgo para el suicidio; según estadísticas de hospitales, un alto porcentaje de quienes ingresan por intentar quitarse la vida se han infringido lesiones con anterioridad.

Cuando una persona se lesiona deliberadamente a sí misma, a esto se le conoce como una conducta autolesiva. Estos comportamientos también se conocen como automutilación o autoagresión.

Para muchas personas puede resultar difícil comprender por qué alguien querría lesionarse intencionalmente a sí mismo, pero para estos individuos la conducta tiene un propósito muy preciso. Es probable que estos individuos estén sufriendo de algún tipo de trastorno o angustia emocional sobre la cual sienten que no tienen un sentido de control. El acto de lesionarse a sí mismos les permite definir una causa física para su dolor y les provee el control que necesitan sobre las emociones negativas que están experimentando.

Algunos especialistas en salud mental, determinaron que existe distintos factores que contribuyen a la aparición de conductas autolesivas. Algunas de ellas son:

  • Factores genéticos: en la gran mayoría de los casos, la presencia de las conductas autolesivas indica la existencia de un padecimiento de salud mental. Aunque una conducta autolesiva en sí no es hereditaria, las enfermedades mentales de las cuales puede ser sintomática pudieran heredarse de los miembros de la familia. Esto puede ocurrir en el caso de que exista algún antecedente de alguna enfermedad mental (trastorno bipolar, depresión, ansiedad, entre otro).
  • Factores físicos: el cerebro está compuesto de sustancias químicas responsables de regular adecuadamente las emociones de una persona. Cuando ocurre un desequilibrio en estos químicos, esto puede resultar en una mayor susceptibilidad de desarrollar una enfermedad mental, de la cual la conducta autolesiva pudiera ser un síntoma.
  • Factores ambientales: estos pueden jugar un papel fundamental en la aparición de las conductas autolesivas. Cuando los individuos se exponen a entornos o situaciones sobre los cuales no tienen control, aumenta el riesgo de presentar las primeras conductas autolesivas. Este tipo de conductas pueden presentarse cuando los individuos experimentan diversos tipos de angustia emocional y no cuentan con un sistema de apoyo adecuado.

Otros factores de riesgo:

  • Antecedentes personales de enfermedades mentales
  • Antecedentes familiares de enfermedades mentales
  • Ser víctima de abuso y/o abandono
  • Experimentar un trauma
  • Falta de control sobre los impulsos
  • Carencia de habilidades eficaces para afrontar los problemas
  • La muerte de un ser querido
  • Tener amigos que participen en conductas similares y fomenten tales actos
  • Contar con un sistema de apoyo inadecuado

Ya que estas conductas ocurren de forma privada, resulta complicado detectar si una persona las practica o no. Para que su detección se logre, se debe prestar atención a diferentes señales o advertencias que se presenten en el individuo.

Síntomas del comportamiento 

  • Utilizar ropa que no sea apropiada para el clima para ocultar cualquier herida o marca en alguna parte del cuerpo.
  • Ausencias frecuentes en escuela y/o trabajo
  • Aislamiento
  • Recurrir a excusas para justificar las lesiones

Síntomas físicos

  • Rasguños
  • Cortaduras
  • Moretones
  • Raspaduras

Síntomas cognitivos

  • Desrealización
  • Despersonalización
  • Incapacidad para controlar los impulsos
  • Dificultades para concentrarse
  • Pensamientos repetitivos sobre el deseo de lesionarse a sí mismo

Síntomas psicosociales

  • Sentimientos de culpa y vergüenza
  • Sentimientos de desesperanza
  • Sentimientos de soledad
  • Niveles de ansiedad excesivos
  • Aumento en los sentimientos de depresión
  • Inestabilidad emocional
  • Insensibilidad emocional

Algunos efectos derivados de la autolesión provocaran que la persona sea susceptible de experimentar algunas consecuencias, dependiendo de la forma en la que llevó a cabo la practica de las conductas autolesivas. Los efectos físicos que se pueden presentar son:

  • Daños permanentes en los tejidos
  • Debilidad permanente en ciertas partes del cuerpo
  • Aparición de entumecimiento permanente en ciertas partes del cuerpo
  • Desarrollo de infecciones
  • Cicatrices
  • Daños en los nervios
  • Hemorragias

Ademas, se puede presentar lo siguiente a largo plazo:

  • Aislamiento social y retraimiento
  • Sentimientos generalizados de culpa, vergüenza y/o disgusto con uno mismo
  • Desarrollo de una adicción a las drogas y/o al alcohol
  • Afectación de las relaciones interpersonales
  • Reducción persistente del sentido de la autoestima y la autovaloración

Trastornos recurrentes

Existe una gran probabilidad de que los individuos presenten estas conductas debido a que padecen un problema de salud mental, el cual provoca gran angustia emocional y deriva la aparición de comportamientos de riesgo. Estos son los trastornos mas comunes en presentar conductas autolesivas:

  • Trastornos depresivos
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de pánico
  • Trastorno de ansiedad social
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastorno esquizoafectivo
  • Esquizofrenia

Fuente: signos y síntomas de la autolesión, Hospital San Juan Campestrano. 

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest