En México, los estudios que se realizan no hacen una distinción entre intentos de suicidio y autolesiones con o sin intención de suicidio. Es por eso que se realizó uno con el objetivo de investigar la prevalencia de las autolesiones.

Las autolesiones sin intención suicida se definen como la destrucción realizada con la intensión de lastimar su propio cuerpo sin la intención de morir.

Las autolesiones son importantes por su asociación con trastornos psiquiátricos como ansiedad, depresión, trastorno limítrofe de la personalidad, uso y abuso de sustancias, autismo, esquizofrenia, intento de suicidio y suicidio consumado, y con el antecedente de haber sido víctima de: acoso escolar, abuso físico y/o sexual.

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), las autolesiones sin intención suicida sólo se consideran un síntoma del trastorno limítrofe de la personalidad.  Sin embargo, el incremento gradual en adolescentes sin este trastorno, sustentó la propuesta de publicarlo como trastorno en la siguiente edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) con una definición precisa y criterios de frecuencia y disfunción.

El propósito de este estudio es evaluar la prevalencia de las autolesiones, de acuerdo a los criterios propuestos del DSM-5,  la prevalencia al mes, 6 meses y al año y la frecuencia en que los criterios propuestos se presentan en adolescentes de ambos sexos de la población general.

Se aplicó un test de 63 preguntas, las cuales fueron cerradas, de opción múltiple y abiertas. Esto con el fin de determinar la prevalencia en 1, 6 y 12 meses a lo largo de la vida. Se examinó el método, el área donde se realizaban las lesiones y los motivos que desencadenaban los mismos, asi como la edad en la que se inició, y ademas se estudiaron los precipitantes psicológicos. Todo esto diseñado en base al  Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5)

Los participantes fueron 533 adolescentes, 54% fueron del sexo femenino en un rango entre 11 a 17 años. La prevalencia de autolesiones sin intención suicida según los criterios propuestos para el DSM-5 fue del 5.6%. El 17.1% fue sin la intención de quitarte la vida; en el último mes fue de 9.9%; en los últimos 6 meses fue del 11.6%; y en el último año fue del 12.6 %. La edad de inicio de las autolesiones para la muestra total fue de 11.9 con un rango entre 6 y 15 años.

Los precipitantes psicológicos de las autolesiones más comunes en la muestra total de adolescentes fueron: sentimientos o ideas de coraje, sentimientos negativos, y sentimientos o ideas depresivas.

La reducción de estados afectivos como resultado de autolesionarse más comunes en la muestra total fue: la liberación de sentimientos negativos (14.4%), liberación de dificultades personales (11.4%),  y disminución de la tensión durante la autolesión y después de la autolesión (8.8%).  Por sexo, el impulso para autolesionarse más común en las niñas.

Las variables explicativas más comunes fueron: desconocimiento de motivos para autolesionarse (14.5%), por desesperación (12.4%)  y como castigo (6.0%).

El 12.8% de los adolescentes sienten incapacidad para dejar de autolesionarse, el 6.9% tienen una sensación de adicción al hacerlo a pesar de que el 18.8% de los adolescentes desean dejar de autolesionarse. Además las niñas tuvieron mayor prevalencia en los tres componentes adictivos.

Un elemento clave para evitar la actitud negativa hacia el paciente que se autolesiona es capacitar al personal de salud sobre los aspectos psiquiátricos de las autolesiones. Es importante explorar la ideación, planeación e intención suicida

y la conducta de riesgo de compartir objetos para autolesionarse ya que un 25% de los adolescentes incurre en esta práctica.

Una buena práctica es la detección y la evaluación psiquiátrica de niños y adolescentes en hospital general e instituir estrategias para mantener o aumentar el apego al tratamiento. La detección oportuna permitiría realizar intervenciones psicoterapéuticas para disminuir los intentos de suicidio, suicidio consumado y muerte prematura, esta última relacionada con el descuido de aspectos importantes de la salud.

FUENTE: Autolesiones sin intención suicida en una muestra de niños y adolescentes de la ciudad de México, Hospital Psiquiátrico Infantil “Dr. Juan N. Navarro” Secretaría de Salud, 2014.

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest