Situaciones psicosociales afectan el desarrollo integral de los adolescentes. La autolesión, frustración y acoso son algunas de ellas

El diario vivir de los adolescentes no es tan fácil. ‘Ellos están sumergidos en muchas problemáticas que les trae el entorno social’, indicó Nayarith Gordón, psicóloga.

Según explicó, estamos viviendo en una sociedad que ‘ofrece baja calidad de vida’. Los padres están laborando la mayor parte del día y ‘llegan a casa a cocinar, comer y dormir’.

‘¿Y qué pasó con nuestros chicos? ¿quién los está criando?’, indaga la psicóloga durante su participación en la conferencia, ‘Situaciones psicosociales que afectan el desarrollo integral de los adolescentes’.

‘Los está criando la calle, algo sumamente peligroso’, afirmó Gordón, psicóloga del Centro de Atención Integral de Adolescentes, programa adscrito al Instituto de Criminología, Universidad de Panamá.

La profesional aseguró que ‘la sociedad y el entorno de los adolescentes, a diario va cambiando, y esos cambios hacen que nuestros chicos tengan por fuerza que cambiar también’.

AUTOLESIONES EN ADOLESCENTES

‘Esos cambios que ellos no saben manejar los llevan a una frustración que desencadena muchos eventos y uno de estos es la auto-lesión, también llamada auto-mutilación, auto-agresión. En fin, daños realizadas por uno mismo en el cuerpo sin querer suicidarse’, dijo Gordón.

La auto-lesión es un ‘acto compulsivo que se lleva a cabo para liberar ese dolor emocional que no se sabe controlar. Lo hacen para sentir un dolor físico que alivia el dolor emocional’, explicó la profesional.

Agregó que ‘es un acto deliberado, reiterativo y un mecanismo de confrontación. Estos jóvenes están diariamente en una confrontación con ellos mismos, con sus sentimientos, con su ambiente escolar, familiar, de amigos y esto los lleva a manejar las situaciones de una manera no buena’.

Aquellos jóvenes que tienen esta conducta lo hacen de forma íntima. ‘No lo hacen para que todo el mundo los vea y que socialmente ellos sean víctimas, son actos totalmente privados, en ocasiones en grupos’, indicó.

La auto-agresión, una ‘conducta primitiva, no es un trastorno ni una enfermedad, es un síntoma de otros trastornos o problemáticas. Es una estrategia que estos muchachos usan para sobrevivir’, dijo la psicóloga.

POBLACIÓN MÁS AFECTADA

Durante la ponencia organizada por el Centro de Atención Integral de Adolescentes, del Instituto de Criminología, Universidad de Panamá, Gordón dio a conocer detalles sobre la población más afectada y las señales ante las cuales deben estar atentos los adultos.

‘Estudios demuestran que los pre-adolescentes son los más afectados y que este tipo de conducta la realizan tanto hombres como mujeres, lo que varía es el método. Las mujeres usan los cortes y lo que más utilizan las varones son las quemaduras’, afirmó.

Arrancarse el cabello y pestañas y quebrarse los huesos, son otras técnicas de autolesión.

‘Como profesionales es difícil llevar una estadísticas de este mal, porque nadie acude a en busca de ayuda por esto’, dijo Gordón.

La profesional explicó que muchos de los adolescentes que se auto-lesionan han sufrido trastornos sicológicos y problemas sociales.

‘Nos vamos dando cuenta que la persona sufre esto cuando le tratamos situaciones como abuso sexual, abuso físico o una vida sexual muy activa. Algunos padecen retraso mental, autismo y ciertos trastornos metabólicos como la anorexia y bulimia’.

SEÑALES DE ALERTA

Padres, docentes y adultos vinculados a adolescentes, deben tener en cuenta ciertas conductas que podrían ser indicativos del mal.

‘Estos jóvenes tienden a encerrarse en su propio mundo, son jóvenes que le gusta mucho la poesía, hacer dibujos, pintura. La mayoría de estos chicos que realizan dibujos manga pueden estar padeciéndolo’, dijo Gordón.

Explicó que ‘la adolescencia es la edad de enamorarse, ir al cine, hacer diversas actividades y si en lugar de esto el joven está muy enfocado en el tipo de actividades ante descritas, lo más probable es que tiene una problemática, pues demuestra que tiene dificultades para expresarse verbalmente y está usando otras vías’. Pero aclaro, agrega la psicóloga, hay jóvenes que se auto-lesionan y desean hablar y conversar con alguien porque en su casa no tienen esa oportunidad.

Otros signos de alerta son la depresión y continua tensión.

Si conoce algún caso de auto-lesión, la profesional aconseja aceptar al joven y no juzgarlo. Hablar con él y establecer una relación basada en la confianza, sobre todo escucharlo. No decirle que debe dejar de cortarse en la primera conversación y explicarle que hay que notificarle a sus padres.

FRUSTRACIÓN EN ADOLESCENTES

Durante la conferencia dictada en el marco del Programa Anual ‘Jornada de Sensibilización en Temáticas de Interés Social’ que ejecuta el Instituto de Criminología también se abordó el tema de la frustración.

En este caso, el psicólogo Juan Reina señaló que ‘en los adolescente la frustración implica un desajuste en todo su equilibrio psicológico y va a incidir en otras actividades importantes que tienen que desarrollar los adolescentes diariamente como los estudios, rendir en las tareas, vestirse, tener una interacción saludable con las demás personas; eso lo va ir afectando esa frustración experimentada’.

El psicólogo explicó que ‘el primer síntoma que aparece cuando el adolecente no logra una meta u objetivo, que puede ser a corto, medio o largo plazo, es la intensidad del malestar psicológico, un ‘no me siento bien’ que hay que identificarlo’.

La dificultad con los adolescentes es que como la misma palabra lo dice, adolecen, tienen falta de experiencia en cómo manejar las situaciones negativas que les suceden.

‘Para identificar su malestar necesitan ayuda. Los primeros auxilios psicológicos vienen de las personas que están alrededor de él, pueden ser los padres, maestros o amigos. Alguien tiene que brindarle ayuda psicológica a ese adolescente que en ese momento está experimentando frustración’, manifestó Reina.

Una vez identificada la frustración, hay diversas formas de manejarla.

‘Por ejemplo relajarse, pensar en otras cosas, replantearse la meta o posponerla para evitar el síntoma, saber que tarde o temprano voy a lograr esa meta’, indicó.

Añadió que ‘el otro aspecto importante es buscar ayuda, debe comprender que no está solo frente a la situación que está causando la frustración’.

Los profesionales coinciden en que el primer frente a cualquier situación está en el hogar. ‘Mantener una buena comunicación es algo básico en el desarrollo de los adolescentes, esto puede evitar desde pequeños hasta grandes problemas’, dijo Reina.

FUENTE: Keila E. Rojas L. para laestrella.com.pa

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest