¿Sabías qué cortarse la piel es algo que algunas personas hacen de manera habitual? Cortarse es una forma de autolesionarse. Las cortadas se hacen en las partes del cuerpo que quedan ocultas: las muñecas, los brazos, las piernas y el estómago. No se considera una forma de suicidio pero, en definitiva, es una conducta que requiere de atención puntual. El experto en el tema, Juan Faura García, Presidente de la Sociedad Internacional de Autolesión, responde a preguntas que ayudan a entender este comportamiento.

¿Qué lleva a la persona a autolesionarse? En el momento de la autolesión, el detonador suele ser una emoción intolerable que la persona no sabe manejar. Llega un momento en que la persona se autolesiona cada vez que surge una emoción intolerable. Con la repetición y la formación del hábito, otros sucesos, por ejemplo, ver imágenes de heridas, ver la cuchilla o hablar del tema, pueden detonar el comprotamiento autolesivo.

¿Por qué quien se autolesiona no puede dejar de hacerlo? La autolesión es una herramienta para tratar con las emociones. Cada persona dispone de unas estrategias para lidiar con ellas. Pongamos el caso de una persona que suele llorar cuando está triste. Después se siente mejor, la expresión a través del llanto le ayuda a canalizar esa emoción ¿Podría dejar de llorar cuando está triste? Podría, pero si no tiene otra herramienta para tratar con la tristeza será muy difícil que no vuelva a llorar cuando le inunde la tristeza. Lo mismo sucede con quienes se autolesionan: cortarse es la única herramienta para lidiar con sus emociones.

¿Qué pretende conseguir la persona al autolesionarse? La persona que se autolesiona no suele saber por qué razón se hace daño. Al hacerlo, no está pensando en conseguir algo. Sin embargo, la autolesión tiene una utilidad, una función. La función principal es la de hacer frente a sus emociones (dejando de sentirlas al concentrarse en el dolor físico), eliminar un malestar (para ella es menos doloroso sentir el malestar físico que el emocional) u obtener una gratificación (adquiere cierto control sobre la familia, que se preocupa y moviliza para ayudarle).

¿Hay síntomas o emociones previos a las autolesiones? Las emociones previas a la autolesión suelen ser desagradables y muy intensas. Son percibidas como abrumadoras e intolerables. También hay quienes se hacen daño al experimentar una emoción agradable, pero de nuevo tiene que ser intolerable y no aceptada por la persona.

¿Es malo autolesionarse aun cuando se encuentra alivio al hacerlo? En el caso de la autolesión no suicida estamos hablando de un problema que no es aceptado en el grupo social de la persona que se hace daño. En ese caso es malo a los ojos de la sociedad. El que se autolesiona tiene sentimientos enfrentados entre “me sirve, me ayuda, gracias a esto no me suicido y no quiero que nadie me lo quite” y “me está destrozando la vida, me siento culpable y avergonzado por lo que me hago”. Esta contradicción es en sí misma otra de las muchas molestias que la autolesión conlleva. Hay que comprender esto muy bien: el alivio que siente la persona no es porque surge una emoción agradable tras la autolesión y tampoco es que resuelva o elimine el problema por el que se autolesionó. El alivio tiene lugar más bien porque disminuye la intensidad emocional y solo sucede en personas predispuestas.

¿De qué otras maneras puede encontrar alivio emocional? Con las que habitualmente encontramos alivio todos nosotros. Durante el proceso de cambiar la autolesión por otras formas de lidiar con la emoción, las herramientas serán un poco distintas para crear un hábito. Pero finalmente la persona que se autolesionaba logra encontrar las maneras saludables que mejor le vengan para manejar sus emociones: hablar con otros, entender racionalmente el problema, llorar, hacer ejercicio, entre otras.

¿Las personas pueden dejar de autolesionarse? Sin lugar a dudas. De hecho, en muchos casos la frecuencia de la autolesión disminuye casi por completo al llegar a la etapa adulta. Por otro lado, los tratamientos psicológicos actuales para la autolesión son eficaces y están surgiendo nuevos y muy prometedores.

FUENTE: Por Víctor Jiménez para Elgrafico.mx de México el 20/06/2017

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest