La tendencia vuelve a generar preocupación entre los padres. Se conoció que hubo casos tanto en Río Gallegos como en el interior.  El corte en los brazos se produce principalmente en adolescentes.

El cutting –del inglés cortarse- se trata de la autolesión que se realizan principalmente los adolescentes en el cuerpo, sin la intención de atentar contra su vida. Si bien la actividad se centra principalmente en ese rango etario, hay también adultos que lo practican. Los cortes se producen en el antebrazo y pueden centralizarse en las muñecas. Según señalaron a TS-Digital psicólogos de la ciudad, se trata de heridas físicas que buscan aliviar “el dolor emocional” y tratar de servir como un “drenaje del dolor” cuando una persona es incapaz de expresar su malestar.

Asimismo, TS-Digital conoció que en colegios de Río Gallegos esta tendencia volvió a ocurrir entre los estudiantes. Además se conocieron casos en el interior de la provincial, principalmente en Puerto Deseado. Se trataría –según informaron- de chicos de sexto y séptimo grado.

A este medio le llegó el relato de una de las madres, quien señaló su dolor por conocer que su hija se vio afectada por el “cutting”. Lamentó la situación y la calificó como “angustiante” y recalcó que muchos adolescentes han tenido escaza vida social, interactuando entre ellos principalmente en las redes sociales.

“He dado todo siempre por involucrarme, participar, compartir con mis hijos en causas que me parecen no sólo justas sino propicias para generar ese ambiente que necesitan los niños y adolescentes como sostén en esta etapa de crecimiento.” Dijo además que intentó hablar con el equipo pedagógico del colegio pero se encontraban de paro.

“El haber tenido tan poca chance de socializar con sus compañeros, el encuentro cara a cara con sus pares, con los docentes, contribuyó a que muchos, encerrados en sí mismos sólo interactúan a través del celular” sostuvo la madre.

El lado profesional

Por otra parte, este medio entrevistó a la Lic. en psicología Silvia Golubizky, quien explicó que tal como pasaba en las tribus de antaño, los jóvenes siguen pasando por ritos de iniciación, especialmente en la transición a la adolescencia.

La profesional explicó que la adolescencia es una “negación de la muerte”, con jóvenes haciendo muchas veces actos imprudentes bajo esta conducta. “Los chicos tienen que demostrar que son grandes y fuertes”.

Es una manera de tapar el dolor emocional con lo físico. Como cualquier persona, que muchas veces infringirse otro dolor, impide que pensemos en las dolencias viejas. No solo los adolescentes, sino también los adultos.

Por último pidió que los padres consulten a profesionales, como así también de conocer otros padres, que hagan las consultas y empiecen a salir adelante todos juntos con los adolescentes, sumando además a los colegios, tratando de salir de la sociedad de aislamiento e individualismo que causa el encierro.

FUENTE: Tiemposur.com.ar el 4/11/17

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest