¿No les pasa qué cuando se enfadan sólo tienen ganas de romper cosas? A mí sí, y lo que rompo es mi piel – Anónimo

Madres y padres preocupados por conductas que no entienden por parte de sus hijos, sobre todo los adolescentes. Una de esas conductas es la autolesión: la destrucción que hace uno mismo de la piel, a propósito, pero sin intención de suicidarse y que no es sólo un acto de rebeldía. (ISSS, 2007).

Debido al interés mostrado por ustedes en este tema, el presidente de la Sociedad Internacional de Autolesión (www.autolesion.com), Juan Faura García, responde a algunas preguntas para aclarar dudas y orientarnos sobre la autolesión.

¿Autolesionarse depende de la autoestima? Sí, entre otras cosas. Aunque es común que la autolesión baje la autoestima y a la vez que una baja autoestima, junto a otras circunstancias, desencadene esta práctica. La autolesión depende sobre todo de la habilidad para regularnos emocionalmente, de la intensidad de las emociones que nos invaden. Estas emociones surgen por las vivencias diarias.

¿Hay diferentes niveles de autolesión? Los hay. La gravedad de la herida no determina la gravedad del problema autolesivo. Sin embargo, una mayor probabilidad de suicidio sí indica un problema autolesivo mayor. Una herida menor no significa que el problema emocional sea menor. Hay que poner atención a lo que la persona nos cuenta sobre su autolesión más que a la herida. En este sentido la herida no es más que algo que nos dice que existe un problema. La herida no nos da información sobre el problema, pero lo que la persona siente y lo que la autolesión representa para ella sí da información valiosa.

¿Arrancarse el cabello se considera una autolesión? Hacerse daño a uno mismo puede ser considerado Autolesión No Suicida (ANS) o no. No se trata del formato de autoagresión sino de su contenido. Para que sea considerada autolesión, debe de ser un daño intencional, hecho por uno mismo, sin intención suicida, que se repite en el tiempo, tiende a ser poco letal y que es sancionado por la sociedad. Además, es un daño que no se da por tener una visión de la realidad distinta a la de los demás o por un problema de desarrollo madurativo (por ejemplo, autismo). Si tirarse del cabello reúne estas condiciones entonces será autolesión. Además de cortarse, ¿hay otras formas de autolesión? Cualquiera que se te pueda ocurrir. La principal es golpearse y cortarse aunque la mayoría de quienes se autolesionan utilizan más de un método. (No incido en el tema porque hablar sobre la metodología genera contagio).

¿Morderse las uñas es una forma de autolesionarse? Sucede como lo que comentábamos de arrancarse el cabello. ¿Puede ser una tendencia o sólo algo pasajero? La autolesión se ha dado en las personas a lo largo de la historia, pero no era reconocida. Ha sido un tabú y sigue siéndolo en muchos países. Que se esté hablando de ella y que algunas personas que se autolesionan lo comuniquen a otros es algo nuevo. Ahora le ponemos atención y puede que por eso parezca que ha surgido ahora. Además, la forma de comunicar la autolesión a otros suele ser en entornos anónimos, e internet es un medio de comunicación ideal para ello. Existe efecto contagio, pero solo entre aquellos con cierta predisposición.

Lamentablemente los adolescentes tienen características que los hacen más predispuestos. Por ello se deben tomar medidas. A lo largo de la vida de una persona, la edad de inicio suele ser entre los 12-14 años, disminuyéndose la frecuencia de uso entre los 22-25. No suele ser algo para toda la vida. Con ayuda profesional puede resolverse.

¿Qué tipo de ayuda debe buscarse? Hay diversas formas dependiendo de la orientación del profesional (psicológica, psiquiátrica, etc.). Las que tienen más éxito hasta la fecha son las que aportan nuevas herramientas para el manejo de las emociones y las sustituyen hasta que la autolesión sea la opción menos arraigada, y las que combinan el trabajo individual con el grupal y el familiar.

FUENTE: Por Víctor Jiménez para Elgrafico.mx de México el 12/12/2017

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest