Sociedad Internacional de Autolesión

Sociedad Internacional dedicada a acercar recursos sobre Autolesión No Suicida a la comunidad hispanoparlante para su comprensión científica, prevención, evaluación, tratamiento, educación y política. Liderada por sus usuarios, fomenta la colaboración y unión entre pacientes, familiares y profesionales.

Artículos por Proyectos y actividades

1033 casos más que en 2015

La Fundación ANAR ha detallado que en 2016 se produjeron 441 de mujeres frente a 186 de hombres, mientras que 43 casos correspondieron a menores de 10 años. En total se han recibido 2.971 llamadas relacionadas con ideación e intento de suicidio y autolesiones.Los profesionales de la Fundación ANAR han atendido en 2016 un total de 2.971 llamadas relacionadas con ideación e intento de suicidio y autolesiones, frente a las 1.838 recibidas el año anterior, lo que ha dado lugar a 1.158 casos, frente a los 704 del año anterior (627 casos de ideación suicida o intento de suicidio y 531 casos de autolesiones en 2016).

“Desde ANAR nos vemos en la obligación de volver a alertar sobre este problema porque desgraciadamente, el fenómeno de la ideación suicida y las autolesiones sigue creciendo, en muchos casos alentado por contenidos a los que los menores de edad acceden libremente en la red. Se está produciendo un efecto llamada, con contenidos en los que se explican procedimientos para autolesionarse y suicidarse y en los que se justifican las causas para llevar a cabo estas actuaciones”, ha denunciado el director de Programas de ANAR, Benjamin Ballesteros.

En relación con el perfil de los casos de intento de suicidio e ideación suicida atendidos por ANAR, la Fundación ha detallado que se produjeron 441 de mujeres frente a 186 de hombres, mientras que 43 casos correspondieron a menores de 10 años.

“No todos los niños pueden ser víctimas de fenómenos como el de la Ballena Azul. Detrás de estos menores que caen en estos juegos siniestros suele haber situaciones problemáticas, no identificadas. Hay que estar atento al comportamiento de los niños, sin culpabilizar a los padres, e incidir en la prevención para evitar situaciones que acaben en suicidios”, resalta la directora del Teléfono ANAR, Diana Díaz.

Por otro lado, en cuanto a los casos de autolesiones atendidas por las líneas de ayuda de ANAR, la entidad ha apuntado que 447 fueron chicas y 84 chicos, mientras que en 15 de los casos se trató de menores de 10 años.

En este sentido, los profesionales de la Fundación ANAR han recordado también que en muchas ocasiones detrás de las autolesiones hay experiencias traumáticas previas, episodios de acoso escolar o de maltrato familiar que se han hecho crónicos y se han agudizado.

FUENTE: Antena3.com, TV

La Fundación ANAR alerta por la moda de la autolesión y otras formas de violencia que repuntan entre los jóvenes

Se descuelga el teléfono. Y se escucha el silencio. Pasan muchos segundos hasta que un lamento infantil trasciende. Las llamadas son muy diferentes a las de otros servicios como el teléfono 016 para la violencia de género. Los adultos tienen ansia por contarlo. Los niños necesitan sus tiempos. No se arrancan en decir que padecen una situación de acoso escolar. Así que lo primero que se escucha al otro lado del hilo telefónico es solo silencio. Y el psicólogo que siempre está al aparato simplemente escucha.

Ese joven ha marcado desde algún rincón del país el continua leyendo…

Algunas de la señales de alerta para los pacientes que enfrentan dicho padecimiento destacan las conductas de autoagresión, como por ejemplo provocarse quemaduras, cortaduras o lesiones, explicó.

Un promedio de 200 pacientes relacionados con la depresión, entre ellos niños de cuatro a seis años con intento de suicidio, son atendidos al mes en la Facultad de Psicología de la Universidad…

Un promedio de 200 pacientes relacionados con la depresión, entre ellos niños de cuatro a seis años con intento de suicidio, son atendidos al mes en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Guillermo Rocha González, Coordinador del Departamento de Atención a Urgencias Psicológicas de la UANL, dijo que este padecimiento afecta a personas de todas las edades, pero se manifiesta de diferente forma.

Refirió que la depresión es continua leyendo…

A lo largo del més de Marzo pasado se dieron varias noticias sobre autolesión por parte de un periódico online Español. Se referían al Principado de Asturias, donde recogían información de casos en institutos y colegios.

No los hemos publicado por utilizar titulares cómo “Las autolesiones son una forma de llamar la atención”.  El contenido de la consecuente batería de artículos fue similar y atentaba contra las medidas adoptadas en la Guía anticontagio de autolesión.

Sin embargo nos hacemos eco de varios párrafos de elcomercio.es para reflejar la situación que vive Asturias en cuanto a la autolesión:

«No es un caso aislado»

En otro centro de Gijón, el director y la orientadora afirman que «tenemos algún caso» y que «son muy delicados, se llevan con suma discreción porque hay una problemática de fondo». En este sentido, advierten de que «no todas las situaciones que vemos son iguales y hay que actuar prudentemente». En la zona oriental de Asturias, también comentan esta tendencia que «no es un caso aislado, se está repitiendo en muchos institutos en los últimos años». Todos los centros actúan, aseguran sus responsables, sin un plan de acción al respecto dictado por la Consejería de Educación y Cultura. «Lo más próximo que tenemos es el programa ‘Ni ogros ni princesas’ donde tratamos los cambios en los adolescentes y nos aproximamos más al ajuste personal o social», apuntan. Desde la Consejería de Educación y Cultura evitaron realizar ningún comentario sobre estas prácticas que no han pasado de largo en los centros del Principado de Asturias.

En los institutos regionales que todavía no han detectado ningún caso de autolesiones en sus estudiantes tampoco pasa desapercibida esta cuestión y tienen la sensación de que «ya no son casos aislados».

Uno de los últimos comportamientos que ha levantado las alarmas es el de las autolesiones. Han detectado menores en Badajoz que siguen modas por Internet de infligirse heridas, principalmente cortes en brazos y piernas, y mostrar los daños públicamente. Hay palabras clave, por ejemplo en Instagram, para localizar estas tendencias tan peligrosas.

El instituto Cristo del Socorro de Luanco es uno de los muchos centros de Asturias donde se han dado casos de alumnos autolesionados. Fueron descubiertos hace un par de semanas y motivaron la inmediata intervención del equipo de orientación que integran Silvia Lougedo, Armanda Quintana y el jefe de estudios, Ismael Piñera. Explican ellos que únicamente detectaron estas heridas en un grupo muy reducido de alumnos, que utilizaron para marcarse utensilios como tajalápices, por citar algún ejemplo.[…] El aspecto positivo, dicen, es que los alumnos recurren al asesoramiento del centro.

FUENTE: Sociedad Internacional de Autolesión

 

Integrantes del grupo Fuerza Joven Universal, buscan generar consciencia y evitar que jóvenes sean víctimas de ‘cuting’, una conducta que los lleva a autolesionarse.

Rubí Areli Castro Tadeo, integrante de este agrupación, señaló que tras una análisis en la comunidad detectaron que las acciones de autolesión sí existen en Coatzacoalcos, de 50 personas entrevistadas, por lo menos 10 señalaron conocer a alguien que practica ‘cuting’.

“Analizamos y vimos que cada día según la Organización Mundial de la Salud (OMS) mueren 16 jóvenes y estuvimos entrevistando y vimos que no saben qué es, se piensan que los que hacen cuting sólo lo hacen por llamar la atención, son gritos sin voz de personas desesperadas, de personas que quieren una salida, que se sienten culpables por alguna situación”.

Por ello realizan una campaña para dar a conocer esta conducta y mostrar, a quienes pasan por esta situación, que no es una solución practicarlo.

“El cuting es la acción de auto lesionarse, no es la búsqueda del suicidio, hay jóvenes que desgraciadamente han fallecido practicando el cuting, cortándose con navajas, hay quienes se queman la piel, quienes se arañan”, dio a conocer.

“Entrevistamos a 50 personas, de las cuales 10 han conocido o tenido familiares que lo practican, son personas que padecen depresión, muchas veces jóvenes que fueron abusadas, que padecen de bullying”.

Indicó que esta práctica la realizan jóvenes a partir de los 12 años, pero también hay niños desde los 10 años que ya se autolesionan, “adolescentes, jóvenes, es algo muy común”.

Describió que quienes realizan cuting son personas que se aíslan, que buscan ocultar sus brazos o piernas, que aparecen con manchas de sangre en la ropa.

Invitó a acercarse a su agrupación en caso de necesitar ayuda, “cada domingo llevamos a cabo nuestra reunión de Fuerza Joven en avenida Miguel Hidalgo 922, donde contamos con jóvenes que han pasado estas situaciones, tenemos diferentes personas que nos apoyan”.

FUENTE: imagendelgolfo.mx



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche aquí para mayor información.