Sociedad Internacional de Autolesión

Sociedad Internacional dedicada a acercar recursos sobre Autolesión No Suicida a la comunidad hispanoparlante para su comprensión científica, prevención, evaluación, tratamiento, educación y política. Liderada por sus usuarios, fomenta la colaboración y unión entre pacientes, familiares y profesionales.

Artículos por Noticias ASeFo

A lo largo del més de Marzo pasado se dieron varias noticias sobre autolesión por parte de un periódico online Español. Se referían al Principado de Asturias, donde recogían información de casos en institutos y colegios.

No los hemos publicado por utilizar titulares cómo “Las autolesiones son una forma de llamar la atención”.  El contenido de la consecuente batería de artículos fue similar y atentaba contra las medidas adoptadas en la Guía anticontagio de autolesión.

Sin embargo nos hacemos eco de varios párrafos de elcomercio.es para reflejar la situación que vive Asturias en cuanto a la autolesión:

«No es un caso aislado»

En otro centro de Gijón, el director y la orientadora afirman que «tenemos algún caso» y que «son muy delicados, se llevan con suma discreción porque hay una problemática de fondo». En este sentido, advierten de que «no todas las situaciones que vemos son iguales y hay que actuar prudentemente». En la zona oriental de Asturias, también comentan esta tendencia que «no es un caso aislado, se está repitiendo en muchos institutos en los últimos años». Todos los centros actúan, aseguran sus responsables, sin un plan de acción al respecto dictado por la Consejería de Educación y Cultura. «Lo más próximo que tenemos es el programa ‘Ni ogros ni princesas’ donde tratamos los cambios en los adolescentes y nos aproximamos más al ajuste personal o social», apuntan. Desde la Consejería de Educación y Cultura evitaron realizar ningún comentario sobre estas prácticas que no han pasado de largo en los centros del Principado de Asturias.

En los institutos regionales que todavía no han detectado ningún caso de autolesiones en sus estudiantes tampoco pasa desapercibida esta cuestión y tienen la sensación de que «ya no son casos aislados».

Uno de los últimos comportamientos que ha levantado las alarmas es el de las autolesiones. Han detectado menores en Badajoz que siguen modas por Internet de infligirse heridas, principalmente cortes en brazos y piernas, y mostrar los daños públicamente. Hay palabras clave, por ejemplo en Instagram, para localizar estas tendencias tan peligrosas.

El instituto Cristo del Socorro de Luanco es uno de los muchos centros de Asturias donde se han dado casos de alumnos autolesionados. Fueron descubiertos hace un par de semanas y motivaron la inmediata intervención del equipo de orientación que integran Silvia Lougedo, Armanda Quintana y el jefe de estudios, Ismael Piñera. Explican ellos que únicamente detectaron estas heridas en un grupo muy reducido de alumnos, que utilizaron para marcarse utensilios como tajalápices, por citar algún ejemplo.[…] El aspecto positivo, dicen, es que los alumnos recurren al asesoramiento del centro.

FUENTE: Sociedad Internacional de Autolesión

 

Se utilizan diversos métodos para la detección de conductas autolesivas, principalmente se inicia con un historial clínico para conocer los motivos que tiene el paciente para autolesionarse y cuales son las circunstancias que lo llevan a realizar esta practica, conocer el grado de violencia que ha tenido durante este comportamiento, si existen algún síntoma de depresión, si hay consumo previo o abuso de alcohol y/o sustancias.

Es importante determinar si existen antecedentes familiares y/o personales como depresión, intento de suicidio, alcoholismo, conductas autolesivas previas  y como han sido tratadas. En cuestiones sociales es necesario saber si la persona mantiene buena relación con sus familiares, si hay alguna evidencia de abuso físico, psicológico y/o sexual. Se le realizará un examen de salud mental en donde se considerara la apariencia física del paciente, si presenta algún signo o síntoma que determine depresión, descuido en el cuidado personal, inquietud, entre otros. Se valora el estado de animo del paciente, asi como también su patrón del sueño, si existe alguna alteración en el apetito o si hay perdida significativa del peso, si hay idea y/o intención de suicidio o algún otro trastorno psiquiátrico. En base a esto, se puede realizar el diagnostico y establecer objetivos terapéuticos.

Tratamiento 

Se establecen distintos tipos de como intervenir en caso de conductas autolesivas o de padecer algún trastorno que derive las mismas.

  • Terapia basada en solución de problemas: se propone una estrategia basada en que el individuo tiene dificultad para resolver sus conflictos de otra manera.
    • Primera fase: el terapeuta ayuda al paciente a identificar y definir los problemas y los factores que contribuyen al mismo.
    • Segunda fase: el terapeuta ayuda al paciente a generar soluciones al problema identificado.
    • Tercera fase: el terapeuta apoya al paciente en decidir cuál es la mejor solución desde un punto de vista cognitivo y conductual.
  • Terapia cognitivo conductual: se basa en la idea en que el individuo interpreta acontecimientos se relaciona con el ánimo y el comportamiento. Su objetivo es cambiar el comportamiento y el afecto asociado a si mismo.
  • Entrenamiento en habilidades sociales: tiene como objetivo conseguir que el paciente se comunique de una manera mas efectiva con las personas de su entorno. Ademas de que se refuerza la confianza en si mismo.
  • Reconocimiento y control de ira: se propone reconocer y controlar los sentimientos de ira antes de que se llegue a practicar la autolesión.
  • Terapia familiar: se emplea con el objetivo de que se encuentre solución a un conflicto intrafamiliar y se mejora la comunicación.

Fuente: ASeFO

Autolesionarse es un factor de riesgo para el suicidio; según estadísticas de hospitales, un alto porcentaje de quienes ingresan por intentar quitarse la vida se han infringido lesiones con anterioridad.

Cuando una persona se lesiona deliberadamente a sí misma, a esto se le conoce como una conducta autolesiva. Estos comportamientos también se conocen como automutilación o autoagresión.

Para muchas personas puede resultar difícil comprender por qué alguien querría lesionarse intencionalmente a sí mismo, pero para estos individuos la conducta tiene un propósito muy preciso. Es probable que estos individuos estén sufriendo de algún tipo de trastorno o angustia emocional sobre la cual sienten que no tienen un sentido de control. El acto de lesionarse a sí mismos les permite definir una causa física para su dolor y les provee el control que necesitan sobre las emociones negativas que están experimentando.

Algunos especialistas en salud mental, determinaron que existe distintos factores que contribuyen a la aparición de conductas autolesivas. Algunas de ellas son:

  • Factores genéticos: en la gran mayoría de los casos, la presencia de las conductas autolesivas indica la existencia de un padecimiento de salud mental. Aunque una conducta autolesiva en sí no es hereditaria, las enfermedades mentales de las cuales puede ser sintomática pudieran heredarse de los miembros de la familia. Esto puede ocurrir en el caso de que exista algún antecedente de alguna enfermedad mental (trastorno bipolar, depresión, ansiedad, entre otro).
  • Factores físicos: el cerebro está compuesto de sustancias químicas responsables de regular adecuadamente las emociones de una persona. Cuando ocurre un desequilibrio en estos químicos, esto puede resultar en una mayor susceptibilidad de desarrollar una enfermedad mental, de la cual la conducta autolesiva pudiera ser un síntoma.
  • Factores ambientales: estos pueden jugar un papel fundamental en la aparición de las conductas autolesivas. Cuando los individuos se exponen a entornos o situaciones sobre los cuales no tienen control, aumenta el riesgo de presentar las primeras conductas autolesivas. Este tipo de conductas pueden presentarse cuando los individuos experimentan diversos tipos de angustia emocional y no cuentan con un sistema de apoyo adecuado.

Otros factores de riesgo:

  • Antecedentes personales de enfermedades mentales
  • Antecedentes familiares de enfermedades mentales
  • Ser víctima de abuso y/o abandono
  • Experimentar un trauma
  • Falta de control sobre los impulsos
  • Carencia de habilidades eficaces para afrontar los problemas
  • La muerte de un ser querido
  • Tener amigos que participen en conductas similares y fomenten tales actos
  • Contar con un sistema de apoyo inadecuado

Ya que estas conductas ocurren de forma privada, resulta complicado detectar si una persona las practica o no. Para que su detección se logre, se debe prestar atención a diferentes señales o advertencias que se presenten en el individuo.

Síntomas del comportamiento 

  • Utilizar ropa que no sea apropiada para el clima para ocultar cualquier herida o marca en alguna parte del cuerpo.
  • Ausencias frecuentes en escuela y/o trabajo
  • Aislamiento
  • Recurrir a excusas para justificar las lesiones

Síntomas físicos

  • Rasguños
  • Cortaduras
  • Moretones
  • Raspaduras

Síntomas cognitivos

  • Desrealización
  • Despersonalización
  • Incapacidad para controlar los impulsos
  • Dificultades para concentrarse
  • Pensamientos repetitivos sobre el deseo de lesionarse a sí mismo

Síntomas psicosociales

  • Sentimientos de culpa y vergüenza
  • Sentimientos de desesperanza
  • Sentimientos de soledad
  • Niveles de ansiedad excesivos
  • Aumento en los sentimientos de depresión
  • Inestabilidad emocional
  • Insensibilidad emocional

Algunos efectos derivados de la autolesión provocaran que la persona sea susceptible de experimentar algunas consecuencias, dependiendo de la forma en la que llevó a cabo la practica de las conductas autolesivas. Los efectos físicos que se pueden presentar son:

  • Daños permanentes en los tejidos
  • Debilidad permanente en ciertas partes del cuerpo
  • Aparición de entumecimiento permanente en ciertas partes del cuerpo
  • Desarrollo de infecciones
  • Cicatrices
  • Daños en los nervios
  • Hemorragias

Ademas, se puede presentar lo siguiente a largo plazo:

  • Aislamiento social y retraimiento
  • Sentimientos generalizados de culpa, vergüenza y/o disgusto con uno mismo
  • Desarrollo de una adicción a las drogas y/o al alcohol
  • Afectación de las relaciones interpersonales
  • Reducción persistente del sentido de la autoestima y la autovaloración

Trastornos recurrentes

Existe una gran probabilidad de que los individuos presenten estas conductas debido a que padecen un problema de salud mental, el cual provoca gran angustia emocional y deriva la aparición de comportamientos de riesgo. Estos son los trastornos mas comunes en presentar conductas autolesivas:

  • Trastornos depresivos
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de pánico
  • Trastorno de ansiedad social
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastorno esquizoafectivo
  • Esquizofrenia

Fuente: signos y síntomas de la autolesión, Hospital San Juan Campestrano. 

Desde el proyecto de Traducciones de autolesión:

Ernhout, C., Babington, P., & Childs, M. (2015). ¿Cuál es la relación? Autolesión no suicida y trastornos de alimentación. The Information Brief Series, Cornell Research Program on Self-Injury and Recovery. Cornell University, Ithaca, NY.

La autolesión no suicida (ANS) y los trastornos de alimentación a veces coocurren (es decir, uno usa ambas prácticas durante el mismo período de vida, aunque no necesariamente a la misma vez) y el vínculo entre ellos está bien establecido en la investigación. Los individuos que tienen tanto trastornos de alimentación como ANS muestran una fuerte tendencia hacia la impulsividad, poca satisfacción con el cuerpo, distorsiones cognitivas sobre uno mismo, y problemas con la regulación emocional. El modelo siguiente, desarrollado por los autores Claes y Muehlenkamp (2014), ofrece una buena representación visual del riesgo de factores interactivos y la relación entre ANS y los trastornos de alimentación.

FUENTE: autolesion.com

¡Tenemos que darte las gracias! Si estás aquí significa que eres una persona solidaria y comprometida.

 

Tu ayuda es muy importante para poder continuar con esta labor.
Existen muchas formas de colaborar con nosotros. Si estás interesado/a, por favor, no dudes en escribirnos. Desde la Coordinación Nacional Española de la Sociedad Internacional de Autolesión estaremos encantados de ofrecerte toda la información sobre los diferentes proyectos y de adaptarnos a tu tiempo y preferencias.

 

 

Contacto:

coordinadora_elena@gmail.com

coordinadora_elena@autolesion.com

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche aquí para mayor información.