Tratamiento del Trastorno por Estrés Postraumático

Herman (1992) divide la recuperación del TEPT (Trastorno por estrés postraumático) en tres etapas: establecimiento de la seguridad; recuerdos y lamentaciones por lo perdido; y reconectándose con la sociedad. Antes de poder comenzar este trabajo, se deberá establecerse una relación curativa; Herman cree que la recuperación puede darse sólo dentro de una relación y sólo si el superviviente está facultado

Estableciendo la seguridad

Esta etapa está subdividida, asimismo, en una serie de tareas que deben ser llevadas a cabo para que el paciente se sienta seguro en la terapia.

Primero, el terapeuta y el paciente deben mencionar el problema. Esto no implica tanto el hacer un diagnóstico formal, sino reconocer el trauma y sus efectos pasados y presentes, tanto mentales como físicos.

Después, hay que restaurar en el paciente la sensación de control. Esto comienza con el control del cuerpo: controlar los síntomas físicos equilibrando la dieta, el ejercicio, y el sueño y consiguiendo que el paciente obtenga atención médica adecuada, la cual incluya medicación cuando sea indicada.

Finalmente, el control se extiende hacia el exterior para establecer un entorno seguro: establecer redes de apoyo de personas humanitarias, ayudar al paciente a protegerse de cualquier peligro físico que pudiera afrontar (en particular de parte de un abusador), y desarrollar un plan para futura protección, alguna que tenga en cuenta el comportamiento autodestructivo en que se involucre el paciente. Esto incluye cosas como la creación de contratos de no hacerse daño (o procedimientos en caso de daño), establecer la moderación, etc.

Herman advierte que no hay un modo fácil de saber cuándo finaliza esta (o cualquier) etapa de recuperación. La primera etapa en particular es muy exigente; los terapeutas y los pacientes deben procurar no seguir adelante hasta que se establezca bien la seguridad. Herman manifiesta que cuando el paciente ha recobrado cierta confianza en sí mismo y su entorno, cuando la alianza terapéutica es buena, y cuando los síntomas más inquietantes están controlados y el paciente sabe en qué personas puede confiar en tiempos de crisis, es seguro proceder de un modo razonable.

Recuerdo y duelo

La segunda etapa también se divide en sub-etapas.

Primero, el paciente debe reconstruir la historia del trauma. Muchas veces, la persona traumatizada nunca ha sido capaz de organizar sus pensamientos y hacer una narrativa. Durante esta etapa, se reestablece el sentido de continuidad con el pasado. En esta etapa, Herman acentúa la importancia de recuperar tanto los recuerdos como las emociones asociadas a ellos; esto corresponde al punto de vista de algunos médicos de que la ansiedad descontrolada puede ser “recuerdos emocionales” que de alguna manera se han despegado del recuerdo de los eventos durante los cuales ellos fueron protagonistas.

Cuando se efectúa la reconstrucción de la narrativa, dice Herman, los recuerdos traumáticos deben ser transformados mediante el uso de técnicas de inundación (flooding) y exposición (como en la terapia cognoscitiva) o de testimonio.
Finalmente, las pérdidas que resulten del trauma deben ser lamentadas totalmente. Sólo cuando se logra todo esto es que la segunda etapa está completa.

Reconexión

La tarea final para un sobreviviente de trauma en el modelo de Herman es “reclamar su mundo”. El paciente debe crearse un futuro aprendiendo de nuevo a vivir.

El primer paso es aprender a defenderse, aprender a luchar por lo que es importante y a protegerse a sí mismo.
A esto le sigue la reconciliación con el yo, identificando y apreciando lo que es positivo en ella/él mismo mientras se reconocen y aceptan las negativas.

Luego viene la reconexión con otros – haciéndose parte de una comunidad. Herman también recomienda buscar una misión de sobreviviente – un poco de trabajo para añadir sentido a la vida.

Herman observa que incluso después de que se completan estos pasos, posiblemente el trauma nunca quede totalmente resuelto; considera que la recuperación es un proceso de toda la vida. Sin embargo, en este punto, se torna en muchos factores de la vida de un paciente y no el dominante.

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest