¿Ir al Psicólogo?

La decisión de entrar a psicoterapia no es fácil, e implica romper con muchos obstáculos y tabúes.

Antes de emprender una relación terapéutica, es importante que entiendas el por qué ir a terapia. La mayoría de las personas que entran a terapia lo hacen porque quieren ayuda con un problema en particular. Algunas entran a terapia por curiosidad o por un deseo de desarrollo personal. Otras pocas llegan a terapia contra su voluntad, como en los casos ordenados por un tribunal. Mientras mas motivado estes, mejores los resultados de la terapia.

Si estás considerando la terapia para ayudarte a enfrentar cuestiones de autolesión, hay varias preguntas que puedes preguntarte a ti mismo antes de tomar la decisión.

1. ¿Qué problemas quieres resolver con la psicoterapia?

2. ¿Esperas conseguir a través de la psicoterapia algo que no puedes conseguir por ti mismo?

3. ¿Cómo esperas que el hacerte daño sea tratado en la terapia?

4. ¿Por qué buscas la terapia ahora? ¿Ocurrió algo recientemente que aumentó tu deseo de recibir ayuda profesional?

5. ¿Qué factores te impiden buscar ayuda de un terapeuta? ¿Son factores de dinero, de tiempo, de lo que dirán tus seres cercanos?

6. ¿Qué esperas lograr con la psicoterapia? ¿Cómo esperas verte cuando la termines? Estos objetivos, ¿son realistas?

7. ¿Que tan motivado estás para entrar a terapia? ¿Cuánto tiempo te comprometes a permanecer en la terapia?

Cualesquiera que sean tus respuestas a estas preguntas, deberán ayudarte a aclarar si realmente quieres entrar en la psicoterapia ahora.

Si decides que realmente deseas comenzar la psicoterapia, por favor entiende que no es una cura mágica para tus problemas.

A menudo la psicoterapia requiere mucho esfuerzo, tiempo, y gastos. Probablemente te sentirás peor antes de sentirte mejor, y también podrá haber ocasiones en que sientas que la terapia no te sirve de ninguna ayuda en absoluto. A veces la terapia puede ser maravillosa, divertida, enriquecedora, motivante y otras veces no.

Sin embargo, como la mayoría de las cosas, la psicoterapia tiene sus altibajos, sus buenas y malas cualidades, así como muchas experiencias intermedias. La psicoterapia requiere tanto motivación como compromiso para que sea provechosa.

Aqui encontraras algunas preguntas sugeridas por la experiencia de otras personas como tu, y que les ayudaron a decidir si entraban en terapia o no.

¿Qué problemas concretos te gustaría tratar en la psicoterapia?

  • ¿Estás tratando de controlar el autolesionarte?
  • ¿Buscas la terapia para tratar factores relacionados con la autolesión, como antiguos traumas o trastornos alimentarios?
  • ¿Estás considerando la terapia para aprender a tratar con la tensión o manejar mejor tu entorno?

Tener claro lo que quieres tratar es un factor importante para tomar tu decisión de entrar a terapia.

¿Esperas conseguir a través de la psicoterapia algo que no puedes conseguir por ti mismo?

Tus respuestas pueden ser numerosas y variadas. Quizás esperas conseguir una opinión objetiva sobre tus problemas. Tal vez sólo quieras hablar con alguien que pueda apoyarte durante los tiempos difíciles. Quizás esperes obtener un poco de conocimiento o mejor comprensión de tu conducta o incluso algunas sugerencias en cuanto a cómo controlara.

Con esta pregunta podrás determinar si eres capaz de conseguir tus objetivos sin la ayuda de un psicoterapeuta. Tu respuesta a esta pregunta indudablemente afectará tu decisión de entrar a la terapia.

  • ¿Eres capaz de tratar estas cuestiones por ti mismo?
  • ¿Qué ha pasado en otras ocasiones cuando has tratado de resolver estas cuestiones tú solo o con la ayuda de amigos o familia?

¿Por qué ahora?

Esta Tercera pregunta te ayudará también a determinar si deseas entrar en la terapia en este momento.

  • ¿Qué está pasando ahora mismo en tu vida que hace que consideres ir a terapia?
  • ¿De qué manera cambiaron las cosas durante la semana pasada, mes, o año que sientes que podrías beneficiarte viendo a un psicoterapeuta?

Quizá te estás sintiendo más fuera de control que de costumbre, o tal vez el daño que te estás haciendo actualmente te preocupa más o es más frecuente.

O simplemente ahora tienes el tiempo o el dinero que antes no tenías para dedicarlos a la terapia.

O ya utilizaste todos tus mecanismos de resistencia y sistemas de apoyo actuales y necesitas un poco de ayuda externa.

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest