La autolesión se deifine como un acto intencional que una persona se realiza a sí misma y que lastima el tejido del cuerpo.

La autolesión es un síntoma de algún padecimiento y de una muy baja autoestima y no es un trastorno como tal, que produce culpa, miedo, vergüenza, angustia y aislamiento y está relacionado con enfermedades mentales y suicidio.

No existe una cifra exacta de personas que se autolastiman, ya que lo hacen en secreto, y que las lesiones que generalmente se causan son cortaduras, quemaduras, mordeduras y golpes.

Esta práctica se lleva a cabo por imitación o por algún problema psicológico o emocional en el que las personas, genralmente jóvenes prefieren cambiar el dolor emocional por el dolor físico ya que supuestamente “este cambia su ansiedad”, de ahí la importancia de mantener una comunicación constante con el adolescente para conocer su estado de ánimo.

Un estudio concluyó que la autolesión se presenta más en mujeres y es más peligrosa si está relacionada con depresión o ansiedad

Uno de cada 12 jóvenes realiza algún tipo de autolesión cuando tienen menos de 18 años, según un estudio publicado este martes en la revista británica The Lancet.

Los investigadores hallaron que la mayoría de quienes se cortan, queman, intoxican y agreden a propósito son mujeres. Se ha demostrado que estos actos son precursores del suicidio.

El 90% de quienes se autolesionan normalmente resuelve sus problemas antes de convertirse en adulto, mientras que el otro 10% sigue dañándose, incluso en la edad adulta, según el estudio.

El reporte, que incluyó a 1,802 adolescentes con una edad promedio de 15 años, por un periodo de 16 años, encontró que el 8% de esos jóvenes se autolesionaba. De estos, el 10% eran niñas y el 6% niños.

Muchos de quienes reportaron autolesiones en la adolescencia no continuaron esa práctica a los 29 años y menos del 1% de los participantes en el estudio reportó haberse lastimado a sí mismo después de haber alcanzado la edad adulta temprana.

Los actos de autolesión son comunes en las mujeres de entre 15 y 24 años de edad, un grupo cuyas altas tasas de incidencia de autolesión están en aumento, según los investigadores.

Durante la adolescencia, condiciones como depresión, ansiedad, comportamiento antisocial, abuso de alcohol y fumar marihuana y/o tabaco aumentan las posibilidades de que los jóvenes se dañen.

Por ejemplo, los adolescentes que habían experimentado depresión o ansiedad tuvieron casi seis veces más probabilidades de hacerse daño en la edad adulta que aquellos que no padecían estas enfermedades.

“Nuestros hallazgos sugieren que la mayoría del comportamiento de autolesión de los adolescentes se resuelve espontáneamente”, indicaron en un comunicado los autores del estudio, Paul Moran, del Instituto de Psiquiatría del Kings College de Londres, y George C. Patton, profesor del Centro para la Salud Adolescente en el Instituto de Investigación Infantil Murdoch en Melbourne, Australia.

“Sin embargo, los jóvenes que se autolesionan a menudo tienen problemas de salud mental que no pueden resolverse sin tratamiento, como es evidente por la fuerte relación detectada entre la ansiedad y depresión adolescente y un mayor riesgo de hacerse daño en la edad adulta”, dijeron.

“El tratamiento de estos problemas podría tener beneficios adicionales en términos de reducir el sufrimiento y la discapacidad asociada con la autolesión en los años posteriores de la vida”.

Y continúa: “Por otra parte, debido a la asociación entre las autolesiones y el suicidio, sugerimos que el tratamiento de los trastornos mentales comunes en la adolescencia podría constituir un elemento importante y no reconocido de la prevención del suicidio en los adultos jóvenes”.

Los investigadores esperan que sus hallazgos aumenten la conciencia de los actos de autolesión y ayuden a los profesionales a entender mejor por qué los pacientes jóvenes deciden hacerse daño, especialmente a medida que crecen, pero sobre todo se invita a los padres y maestros y amigos para conocer qué sucede con los jóvenes y actuar, no regañándolos ni castigándolos sino proporconándoles ayuda profesiona y mucho amor y compañía.

FUENTE: Bertha Sola para croinica.com.mx el 31-03-2013