NICE-Institute_for_health_and_care_excellence

Se debe realizar una evaluación psicológica completa a todos los jóvenes que presenten conductas autolesivas, así como ofrecer la posibilidad de realizar un programa estructurado de intervención psicológica. Estas son algunas de las recomendaciones recogidas en los Estándares de calidad para las conductas autolesivas, que ha desarrollado el Instituto Nacional de la Excelencia para la Salud y la Atención del Reino Unido (National Institute for Health and Care Excellence, NICE).

Tal y como establece el NICE, los estándares pretenden recoger las normas de calidad en el manejo inicial y en el seguimiento a largo plazo de aquellos niños, jóvenes y adultos que presenten cualquier autolesión (independientemente de su motivación), como por ejemplo, intoxicación con medicamentos o autoagresión con objetos cortantes.

Dichos estándares se articulan en torno a los siguientes principios:

  • Las personas que presentan conductas autolesivas deben ser atendidas con la misma compasión, respeto y dignidad que cualquier otro usuario de los servicios de salud.
  • Se les debe realizar una evaluación inicial integral de su estado de salud físico y mental (dado que estas conductas suelen estar asociadas a una amplia gama de problemas de salud mental, como el trastorno límite de personalidad, la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia o el abuso de sustancias), prestando atención a sus preocupaciones, a sus circunstancias sociales y al riesgo de repetición de nuevas autoagresiones.
  • Se les debe realizar una evaluación psicosocial comprehensiva, que permita identificar los factores personales que explican las conductas autolesivas con el objetivo de desarrollar un plan de intervención eficaz.
  • Se les debe prestar un seguimiento acorde a sus necesidades, con la finalidad de reducir el riesgo de futuros intentos.
  • Deben ser atendidos en un entorno físico seguro, con el fin de reducir la probabilidad de nuevos intentos.
  • En el periodo de seguimiento se debe incluir la elaboración, junto con el paciente, de un plan de actuación ante situaciones de riesgos.
  • Se debe ofrecer al paciente la posibilidad de realizar un programa de tratamiento psicológico estructurado centrado en el comportamiento autolesivo, dada su eficacia demostrada en la reducción de la probabilidad de recaídas.
  • Deben ser atendidos en un entorno físico seguro, con el fin de reducir la probabilidad de nuevos intentos.
  • La derivación de pacientes a los servicios de salud mental debe realizarse bajo un plan de transición colaborativo entre los diferentes servicios sanitarios, de tal manera que se asegure que los pacientes recibirán apoyo y asistencia hasta que sean atendidos en el nuevo dispositivo.

Se puede acceder a los Estándares de calidad del NICE en el siguiente enlace:

Estándares de calidad para las conductas autolesivas (Quality standard for self‑harm, 2013)

FUENTE: InfoCOP.es Consejo General de Psicología de España

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

Pin It on Pinterest