mujer-cutterEn la actualidad nos estamos enfrentando a un grave problema entre los jóvenes que principalmente no pueden manejar sus problemas emocionales y recurren a realizar conductas autodestructivas para tratar de lidiar con ellos evadiéndose, generalmente sin lograrlo. La autolesión es una conducta repetitiva para aliviar el dolor emocional y la tensión fisiológica provocada por emociones intolerables, sin el intento de suicidio.

Dentro de las conductas autodestructivas podemos hablar de adicciones, pertenencia a grupos delictivos, anorexia y/o bulimia, sexo sin protección, etc. y, otra de ellas es la autolesión.

Este tipo de conductas están destinadas al fracaso ya que al evadir sólo se está tratando de aliviar un síntoma, pero no se está tratando el origen del problema y si no se atiende el origen el síntoma solo cambiará pero no se resolverá nada.

Es decir, si no se atiende el origen real del problema podrá cambiar el síntoma de la autolesión hacia una adicción o hacia la anorexia o cualquier otra forma de conducta autodestructiva, pero no se resolverá nada.

Es pertinente aclarar que se puede dar este tipo de conducta de autolesionarse en personas con psicosis o con algún trastorno cerebral orgánico, de la que hablaremos a continuación es la autolesión llamada típica la que no se debe a cualquiera de las antes mencionadas que ya son trastornos más graves y que necesitarían internamiento en alguna institución psiquiátrica.

De cualquier forma, es importante que el autolesionador reciba ayuda psicológica o psiquiátrica, pues en algunas ocasiones puede relacionarse con otros tipos de síndromes, tales como Desórdenes de Personalidad, Desórdenes de Ansiedad, Desórdenes Compulsivos o Depresión en otros. Esto es relativo, y no significa necesariamente que quien se autolesiona posea automáticamente alguno de estos desórdenes, por eso se debe acudir a una persona capacitada para determinarlo. También no todos pretenden llegar a suicidarse.

Mujeres, propensas

Esta condición, según las estadísticas, se presenta más en mujeres que en hombres cuyas edades oscilan entre los 16 y los 25 años. En México se estima que el 10 por ciento de los adolescentes se autolesionan. Algunos pacientes dicen que van perdiendo la necesidad de lastimarse alrededor de los 30 años, pero esto no quiere decir que la enfermedad termine a esa edad para todos, influye el ambiente de la persona y el hecho de que esté en tratamiento o no.

¿Cuál es el origen de la autolesión?

Pueden haber muchas causas, pero la principal es una baja autoestima y confianza en sí mismos debido generalmente a una continua descalificación desde la infancia. También es común que se presente en casos de abuso sexual infantil o negligencia física o emocional en la infancia. Se autocastigan para conseguir un perdón de algo que consideran malo y por lo cual sienten culpa.

Síntomas:

  • Presentan quemaduras, golpes o cortaduras
  • Mantienen en secreto sus heridas
  • Tienen dificultad para relacionarse
  • Puede llegar a ocultar su tristeza frente a la gente
  • Les gusta hacerse las víctimas

FUENTE: cronicajalisco.com a 24/01/2015