Terapia Racional Emotiva

Uso de la Terapia Racional-Emotiva para Controlar el Enfado

Aunque la TRE (Terapia Racional-Emotiva) no trata directamente la conducta de auto-lesión como tema, sus preceptos pueden ser útiles para controlar el a veces incontrolable sentimiento de enojo de los auto-lesionadores.

La terapia racional emotiva fue desarrollada por Albert Ellis, entre otros, quienes creen que tus sentimientos no controlan tus pensamientos – tus pensamientos controlan tus sentimientos. Las emociones negativas no son inevitables, pero ocurren como resultado de modelos del pensamiento que hemos tenido a lo largo de los años. Si podemos aprender a repensar las situaciones, podemos aprender a controlar las emociones negativas.

Hafner (1992) ofrece algunos excelentes ejemplos de este proceso. Conocido en la TRE como el formato “ABC”, te permite reconocer situaciones detonantes y enfriar el enojo antes de que comience.

Los ABCs

A=Situación
Por ejemplo, estás trabajando en un documento importante para tu trabajo o escuela cuando pasa tu pareja, amigo o tu perro sobre el cordón de tu computadora y te apaga la máquina.

B=Creencias
Tu primera reacción es, “¡Maldición!, ¿Por qué tuvo que hacer eso? ¿No vio que estaba yo trabajando? ¡No ve por dónde camina! ¡Y no debería de andar por aquí cuando estoy trabajando!”

C=Sentimientos y acciones
Te enfureces. Le gritas a la persona (o a tu perro) que desenchufó tu computadora y la culpas por todo el trabajo que perdiste. Te enfadas toda la tarde y rechazas ser tranquilizado.

D=Disputa
Comienzas a cuestionar tus exigencias: “Bueno, los accidentes ocurren. Yo mismo soy bastante torpe. No es que lo haya hecho a propósito. Yo sería “buena onda” si no se estuviera por el cuarto cuando trabajo, pero puedo afrontarlo.

E=Metas realistas
Decides que en el futuro te gustaría tener menos riesgos de que se interrumpa y se pierda tu trabajo por intrusiones inesperadas sin hacer que tu pareja o amigo se enoje.

F=Opciones constructivas
Decides que mover el cordón de la computadora para que sea más difícil de desenchufar accidentalmente y guardar tu trabajo más a menudo, son opciones que podrían ayudar a prevenir esto en el futuro.

G=Poner la opción en práctica
Mueves el cordón de la computadora y configuras tus programas en auto-guardar cada tres minutos.

Hafner observa, “Todavía te sentirás algo molesto – ya que el uso de la TRE (Terapia racional-emotiva) no suprime tus sentimientos – pero probablemente sólo te sentirás frustrado y decepcionado en lugar de enfurecido”.

Un ejemplo de cómo podrías usar la TRE para prevenir la auto-lesión

Digamos que te sientes muy dolida y lastimada: por ejemplo, estás muy muy enojada con tu novio porque hizo algo horrible. Tal vez se suponía que te llamaría en la noche, y no lo hizo, y ésta sea la tercera noche seguida que lo ha olvidado. Esta no es una situación detonadora clásica para todos, pero bastará como ejemplo.

A=Situación
Tu novio ha olvidado, por tercera noche seguida, llamar cuando dijo que lo haría.

B=Creencias
“Si en verdad le importara, se hubiera acordado de llamar”. “Debería saber que si no me llama, hiere mis sentimientos”. “Necesito que me llame; no puedo continuar si no lo hace”.

C=Sentimientos y acciones
Estás enojada, y lo llamas y le gritas o rompes con él. Esto te deja sintiéndote peor que nunca. Te das cuenta qué horrible eres, y vienen las culpas (o lo que sea). Sientes que haciéndote daño es el único modo de hacerte sentir bien otra vez.

D=Contradecir las creencias de B
“Quizá él tenga algo en su mente ahora mismo que lo está molestando realmente. Tal vez él no le dé tanta importancia a sus llamadas telefónicas como lo hago yo. Tal vez piense que llamarme o no nada tiene que ver con si me ama o no”.

E=Metas realistas
Quiero comunicarle que, en mi mente, el que mantenga su promesa de llamar está relacionado con mi creencia de que él me ama y respeta.

F=Opciones constructivas
Puedo escribir lo que siento y lo que necesito mientras me preparo para hablar con él. Puedo tratar de explicarle que sus llamadas son, para mí, un recordatorio importante de su amor y que cuando él deja de llamar repetidamente cuando me dijo que lo haría, me siento herida y no amada (aviso: no se culpa a nadie aquí, ningún “me haces sentir…”; es solamente una simple mención del hecho).

G=Poner la opción en práctica
La próxima vez que lo veas, háblale sobre lo que te hace sentir que deje de llamarte, y explícale que realmente te gustan los pequeños recordatorios de su amor y respeto por ti. Explícale que entiendes que a veces hay cosas que le impiden cumplir con su compromiso de llamarte, pero que deseas que se comunicara contigo más tarde solamente para tranquilizarte.

Al principio no es fácil, y toma un rato entrenarte para ver las situaciones en términos de ABCs, pero aprender a usarlos puede ayudar a reducir tu sufrimiento.

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest