Foto: cortesía MHF

Foto: cortesía MHF

Entre marzo del año pasado y marzo de 2017 se registraron 113 suicidios en cárceles y 40.161 casos de autolesiones.

El 70% de los adultos británicos sufrió alguna vez en su vida problemas mentales (depresión, ansiedad o ataques de pánico), situación que empeora con recortes presupuestarios para el sector de salud mental en el Reino Unido.De acuerdo con un estudio de la Fundación de Salud Mental (MHF, por sus siglas en inglés), más de dos tercios del colectivo admitió que padeció algún tipo de trastorno en su vida.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que una de cuatro personas en el mundo está afectada por problemas mentales, en el Reino Unido el problema es mayor. El informe de la Fundación de Salud Mental, elaborado en base a consultas con 2.000 personas, concluyó que el índice aumenta en el segmento de 18 a 54 años. El 70% del grupo de 18 a 34 años admitió que presentó algún tipo de problema mental y la incidencia fue de 68% en las personas de edades entre 35 y 54 años. En el caso de los británicos de la tercera edad, el 58% sufrió de problemas mentales alguna vez.

Jenny Edwards, directora ejecutiva de la MHF, afirmó que el reporte deja en evidencia la enorme escala del problema. “No solo afecta a la minoría. En algún momento la mayoría los sufriremos”. Según Edwards, pocos británicos disfrutan de una buena salud mental. “Una minoría de personas puede acceder a profesionales experimentales. Debemos redoblar esfuerzos para prevenir que aparezcan en un principio”.

El reporte de la fundación fue difundido días después de que la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, prometió que en caso de ganar las elecciones generales, del 8 de junio próximo, presentará una nueva ley de salud mental para apoyar a escuelas y otras instituciones públicas, con el fin de generar conciencia.

El informe de la MHF indicó que el 42% de los británicos padeció depresión y el 25% ataques de pánico. El 65% de los consultados afirmó que tuvo trastornos mentales, mientras que el 13% dijo que vive con buenos niveles de salud. La investigación destacó que los británicos de medianos o escasos recursos, es decir, aquellos que ganan menos de $ 1.500 al mes tienen más posibilidades, hasta 73%, de sufrir afecciones de ese tipo, comparados con aquellos que perciben más de $ 4.000 mensuales.

El 85% de los británicos desempleados tuvo algún tipo de problemas, más que los trabajadores (66%). En el caso de los jubilados, el 53% presentó depresión: lo enfrenta el 70% de mujeres y el 60% de hombres. El reporte reveló que las personas mayores de 55 años tienden a tomar medidas concretas para sentirse mejor: dormir más horas al día, comer sano o pasar tiempo con amigos y familiares.

La Fundación de Salud Mental estableció un plan de cinco puntos para revertir la situación en el Reino Unido: controles preventivos en las clínicas, financiación para investigaciones en esa área, publicación de un reporte anual y la creación de una comisión real que se encargue de medidas preventivas.

“El barómetro de cada nación es la salud y felicidad de su población. Hemos avanzado mucho para mejorar nuestros cuerpos y ahora tenemos que hacer lo mismo con nuestras mentes”, señaló Edwards. En coincidencia con la semana de concienciación por la salud mental, que comenzó este lunes, el Fondo de Reforma Penitenciaria instó al gobierno a incrementar el apoyo a personas vulnerables, tras aumentar el índice de suicidios y autolesiones entre presos. Entre marzo del año pasado y marzo de 2017 se registraron 113 suicidios en cárceles británicas y 40.161 casos de autolesiones.

Los expertos sostuvieron que la incidencia en los presos es mayor que la reconocida públicamente. Los últimos estudios indican que 25% de la población carcelaria sufre de ansiedad o depresión, y el 16% tiene síntomas de psicosis. El 46% de las mujeres y 21% de los hombres en prisión intentaron suicidarse en algún momento de su condena. Peter Dawson, director del Fondo de Reforma Penitenciaria, sostuvo que las cifras reflejan la necesidad urgente del próximo gobierno para resolver el problema de seguridad y estándares en las prisiones.

“Las autoridades y el resto de los partidos políticos deben responsabilizarse en apoyar a las personas con problemas y dificultad de aprendizaje que cumplen penas en prisión, incluyendo proveer de asistencia médica”.

FUENTE: Por Leonardo Boix, para www.eltelegrafo.com.ec

Uso de cookies y responsabilidad de usuario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario (aquí la política de cookies). El consumo del contenido de esta web ha de hacerse responsablemente dadas las características de la autolesión (aquí los beneficios, riesgos y medidas para prevenirlos). Si continúa navegando está dando su consentimiento y aceptación de las cookies, así como de los posibles riesgos y beneficios del consumo de esta web.

Pin It on Pinterest