El gobierno en un comunicado detalló una serie de datos que pueden ser muy útiles para prevenir casos de autoagresión.

La recomendación es estar atentos a las siguientes conductas:

Cambios en hábitos alimenticios y de sueño.

Aislamiento de las amistades, familia y actividades regulares.

Uso de drogas o de alcohol.

Frecuentes problemas de salud como fatiga o malestar general sin motivo.

Descuido en su apariencia general.

Percepción negativa de sí mismo.

Aburrimiento. Falta de motivación e interés por las cosas que antes lo divertían.

Cambio notorio en la personalidad (pesimismo y pensamientos tristes).

Dificultad para concentrarse, baja calidad en las tareas escolares.

Ideas de muerte y de suicidio.

Cómo prevenir:

Estemos atentos ante los signos mencionados.

Escuchemos a nuestros hijos.

Pongamos límites.

Enseñemos valores.

Incentivemos las prácticas deportivas y culturales.

Acompañar y supervisar a nuestros hijos en la recepción de la información que aparece en las redes sociales.

Pin It on Pinterest