Desde hace unos años una nueva y peligrosa moda ha surgido entre los adolescentes. Se trata del llamado “cutting” o “self injury”, que consiste en cortarse la piel con una navaja u objeto afilado para dejar marcas o tatuajes en el cuerpo, principalmente en los brazos y muñecas.

De acuerdo con los especialistas, el objetivo de estas prácticas es provocar sufrimiento físico para sentir un “alivio” del dolor psicológico. Las personas más propensas a realizarlas son aquellas que padecen depresión, ansiedad, estrés, soledad y aislamiento.

Algunos jóvenes locales también forman parte de estas prácticas de autoagresión, muchas veces por el dolor que causan dificultades en el entorno familiar, decepciones personales, peleas con amigos o novios, entre otros. Ante esto, un grupo de jóvenes locales crearon una página de Facebook denominada “Movimiento Anti-Cutting San Rafael” para desalentar esta práctica.

Según explican sus organizadores, “está dirigida a aquellas personas que practiquen el cutting (práctica de cortarse) o a aquellas otras personas que quieran contribuir con la ayuda hacia las mismas. No tenemos que dejar que esto se normalice, ayudemos y mostremos que las personas no están solas”, explican. Detallaron que crearon la página “ya sea para sacarlos de esa situación o simplemente hacerles llegar este tipo de información”.

Los cortes se realizan con navajas, cuchillos, cúter, tijeras o elementos afilados como trozos de vidrios u objetos con punta. Los que llevan a cabo esta práctica suelen esconder sus cicatrices con remeras de mangas largas, muñequeras o ropa que los cubra.

Esta modalidad que practican algunos, tanto hombres como mujeres, no diferencia clases sociales.

Según los expertos, la práctica se presenta cada vez en edades más tempranas y esconden problemas emocionales más graves, por lo que es muy importante tratarla a tiempo.

FUENTE: Diariosanrafael.com.ar

Pin It on Pinterest